Inseguridad
Jueves 19 de Mayo de 2016

Se produjeron dos casos de justicia por mano propia con ladrones hospitalizados

Uno sucedió en la zona sur con un ladrón internado en el Hospital Clemente Alvarez. El segundo ocurrió en el norte y delincuente fue atendido en el Alberdi.

Dos casos de justicia por mano propia se registraron anoche en las zonas norte y sur de Rosario. En los dos episodios los delincuentes fueron a parar a las guardias de los hospitales Clemente Alvarez, el más grave, y Alberdi, en de menor consideración.
El caso que se presenta como el más serio ocurrió en la zona sur de Rosario. Un joven de 21 años, que junto a otros dos con armas de fuego intentó cometer un robo en comercio en barrio Hume, fue retenido por vecinos de la zona que le propinaron una golpiza por la que tuvo que atendido en el Hospital de Emergencias clemente Alvarez.
El delincuente quedó internado en observación con traumatismo de cráneo, facial y de piernas.
La fiscal de Unidad Especial de Flagrancia y Turnos, Andrea Vega, quien interviene en la investigación del hecho contó que todo se inició cuando ese joven junto a dos cómplices ingresó con intenciones de cometer un asalto en una librería.
En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, la funcionaria judicial aseguró que el ladrón "había ingresado con dos cómplices, con armas de fuego. Uno de los que lo acompañaba fue el que pedía el dinero. El hijo de la dueña puso la plata en un bolso. En ese momento, dos de los ladrones se retiraron y quedó este muchacho que es interceptado por esposo de la dueña. Hubo forcejeo, al ladrón se le cayó el arma, logró zafar, pero fue capturado por otros transeúntes que lo retuvieron. Pero hasta que llegó la policía lo golpearon bastante", sostuvo la fiscal.
Vega aclaró que en las próximas horas recibirá todas las actuaciones para tratar de reconstruir lo ocurrido en base a testimonios de testigos.
"En estos casos así se investigan los dos hechos. Por un lado el robo y posteriormente tenemos la situación de agresión, pero todavía no tenemos los datos certeros de lo que ocurrió. El delincuente no fue entrevistado ni siquiera como víctima. Como imputado no va a declarar hasta la audiencia con sus respectivas garantías y el juez presente, pero tampoco ha declarado como víctima ni declaró como fueron los hechos. Hay personas que en esta ocasión prefieren no declarar, no quieren denunciar y tenemos una víctima que no quiere seguir adelante con ese tema. Por eso no vamos a saber si dirá cuantas personas fueron las que le pegaron. Hasta que esta persona no declare no puedo anticipar que tipo de delito es".
El otro episodio ocurrió en Grandoli al 3600, en la zona norte, donde un ladrón fue retenido y golpeado por vecinos luego de cometer un asalto.
En ese caso, el maleante fue derivado al Hospital Alberdi, donde se lo atendió por las heridas sufridas que o eran de gravedad.

Comentarios