Información Gral
Jueves 24 de Noviembre de 2016

Se mató un piloto que volaba de Chile a Rosario

Un piloto estadounidense de 61 años murió ayer tras precipitarse a tierra su avioneta en inmediaciones del paso fronterizo Cristo Redentor, que une la provincia de Mendoza con Chile. La aeronave, que volaba en medio de un temporal de viento blanco, se estrelló contra un peñasco, a unos 300 metros de la ruta.

Un piloto estadounidense de 61 años murió ayer tras precipitarse a tierra su avioneta en inmediaciones del paso fronterizo Cristo Redentor, que une la provincia de Mendoza con Chile. La aeronave, que volaba en medio de un temporal de viento blanco, se estrelló contra un peñasco, a unos 300 metros de la ruta.

La policía local confirmó que el fallecido era el único ocupante de la pequeña aeronave y lo identificó como Robert Henry. "A las 10 salió una aeronave con destino a Rosario, Argentina, solo con una persona tripulante, como a las 11.40 se logró un avistamiento y luego se pierde en la ruta 60", zona en la que fue ubicada por los rescatistas, comentó Pablo Salgado, coronel de la Policía de Aconcagua, a radio Cooperativa.

La caída de la avioneta se produjo cerca de un complejo fronterizo a 3.200 metros de altitud en la cordillera de Los Andes en momentos en que la zona soportaba intensas nevadas, lo que habría incidido en el accidente.

Hernán Lausen, coordinador del complejo Libertadores (tal cual se conoce al paso del lado chileno), dijo que la aeronave volaba "muy bajo". "Nosotros vimos pasar la avioneta por el complejo muy bajo, temimos que iba a pasar lo que pasó. Lo que sabemos hasta el momento es que cayó en el ingreso al cobertizo seis, del lado chileno", expresó Lausen .

Más tarde se supo que el único ocupante de la nave, patente N-32 55G, era el piloto y que se dirigía a Rosario. De milagro no cayó sobre los autos que esperan para llegar a Chile.

Comentarios

Últimas Noticias

El 24 de marzo y el 2 de Abril también se trasladan

El decreto de necesidad y urgencia número 52/2017, publicado ayer en el Boletín Oficial, establece un "nuevo régimen" para los feriados nacionales y días no laborables, atendiendo a "políticas públicas" relacionadas con la "educación, el fomento de la actividad productiva y el desarrollo del turismo". Como novedades principales, elimina los llamados feriados puente y establece que los que caigan en martes y miércoles serán trasladados al lunes anterior, y los que coincidan con los jueves y viernes al lunes siguiente. Sólo quedan como fechas inamovibles el 1º de Enero, lunes y martes de Carnaval, Viernes Santo, 1º de Mayo, 25 de Mayo, 9 de Julio, 8 de Diciembre y 25 de Diciembre. La resolución implica que perderán su carácter de inamovibles, además del 20 de Junio, las fechas del 24 de Marzo, Día Nacional por la Memoria, la Verdad y la Justicia, y el 2 de Abril, Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas. Esas dos modificaciones tampoco cayeron bien entre, por ejemplo, los organismos de derechos humanos y ex combatientes de Malvinas. "La decisión del presidente de eliminar por decreto los feriados puente y, de un mismo plumazo, correr la fecha en que el pueblo argentino condena el genocidio de la última dictadura es otro ladrillo en la pared de la impunidad que pretenden reconstruir lentamente Mauricio Macri y su equipo de Ceos", afirmó un comunicado de la delegación local de HIjos. "Este es un gobierno que necesita del silencio y el olvido", señaló la organización, por lo que dijo "no extrañarse" ante "el desprecio con que toma una fecha como el 24 de Marzo u otras históricas como el 20 de Junio". Los veteranos de guerra no se quedaron atrás. "Esto es un gran retroceso para una conquista ganada", sentenció el presidente de la Confederación de Combatientes de Malvinas, el santafesino Rubén Rada, quien confesó que "algo" semejante "ya se sospechaba". El dirigente prometió que representantes de las 23 provincias fijarán una postura común ante el 2 de Abril, ahora trasladable.