Martes 17 de Enero de 2017

Se mantiene el conflicto por los 300 despidos en la planta impresora del grupo Clarín

La empresa justificó el cierre en la necesidad de "preservar la salud financiera y la fuente laboral del resto del complejo industrial de la empresa Artes Gráficas Rioplatenses".

La primera reunión de conciliación entre los trabajadores despedidos y la empresa Artes Gráficas Rioplatenses (AGR), empresa del Grupo Clarín, terminó sin acuerdo alguno, tras lo cual se mantuvo la situación de conflicto en la planta del barrio porteño de Pompeya tras el despido de 380 trabajadores.
Los gráficos venían denunciando una serie de maniobras, como el traslado de las bobinas de papel a otros depósitos. Ayer los notificaron de la decisión del cierre con un cartel en la puerta, que les anunció que tenían a su disposición el pago de las indemnizaciones. A la vez empezaron a llegar los primeros telegramas de despido.
La empresa justificó el cierre en la necesidad de "preservar la salud financiera y la fuente laboral del resto del complejo industrial de AGR". Contra estos argumentos, los delegados señalaron que en el taller estaban "tapados de trabajo".
Allí se imprimen las revistas Viva, Rumbos, Genios, Jardín, Cablevisión, además de manuales escolares y otras publicaciones.
Para el gremio, el objetivo del cierre es reemplazar a trabajadores bajo convenio y con antigüedad por otros nuevos, fuera de convenio y flexibilizados.

Comentarios