Policiales
Miércoles 11 de Mayo de 2016

Se llevaron importantes botines en asaltos a dos inmobiliarias

Fue el lunes en menos de 10 horas. Uno ocurrió en Zeballos al 3100 y el otro en Montevideo al 1200, en ambos con el mismo modus operandi.

En menos de diez horas, dos inmobiliarias ubicadas en el centro y macrocentro fueron asaltadas por hombres armados. El primero de los atracos ocurrió sobre el mediodía del lunes en un local de Zeballos al 3100. Allí tres maleantes ingresaron, maniataron a dos personas y se llevaron 80 mil pesos en efectivo. El segundo fue en la inmobiliaria de Montevideo al 1200, el mismo lunes a las 20. Dos muchachos redujeron a tres personas y se llevaron 90 mil pesos. "Se pensaron que estaban robando en una película. Daban vuelta los cuadros buscando la caja fuerte hasta que les dije: «No, nene, no tenemos caja fuerte»", explicó una de las víctimas del robo de calle Montevideo.

Así como pasó con bares, restaurantes y heladerías, las inmobiliarias parecen haberse posicionado entre los blancos de moda para los delincuentes rosarinos. Si bien los golpes ocurrieron con poco tiempo de diferencia, las descripciones aportadas por las víctimas hacen desestimar que se trate de una misma gavilla. En calle Zeballos fueron tres hombres de unos 30 años o más los que asaltaron el local. Y en Montevideo al 1200 fueron dos veinteañeros. De ahí en más fueron robos de manual favorecidos por la fecha en la que generalmente se pagan los alquileres.

La cuarta vez. "Esta es la cuarta vez que me toca estar en un robo a la inmobiliaria. La primera vez fue el 19 de diciembre de 2001 y no me olvido más porque fue el día que estalló el país. Después pasaron cinco o seis años hasta que hubo otro robo. A ese le siguió el del 4 de septiembre del año pasado, en el que fueron bastante violentos y dos de los tres ladrones eran mujeres. Y ahora, seis meses después, nos volvieron a robar", explicó una empleada de la inmobiliaria Leone que hace 18 años que trabaja en la firma.

El lunes a las 20 en la inmobiliaria de calle Montevideo estaban el dueño, de 46 años, su madre, de 75, y una empleada. Dos muchachos de unos 20 años, bien vestidos, golpearon la puerta ya que el portero no funciona. "Los vi por la ventanita de la puerta. Les fui a abrir y me dijeron que querían ver un loteo que estamos haciendo por calle Cafferata al 4200. Entraron y dándome la espalda esperaron que cerrara la puerta. Las veces anteriores que nos robaron cuando fui a abrir la puerta me empujaron y estos esperaron. Cuando me senté a la computadora para mostrarles lo que querían me pusieron el revólver en la cara", indicó.

Así, con la empleada bajo control, los ladrones se repartieron las tareas. Mientras uno llevaba a las tres personas hasta una oficina trasera y los ataba con cables de cargadores de celulares, el otro revisaba buscando dinero y objetos de valor. "Se llevaron dinero de algunos alquileres que cobramos y de algún boleto de venta. Estuvieron alrededor de 20 minutos. Luego robaron las llaves y se fueron. La verdad es que no sé para que se llevaron las llaves porque no dejaron cerrada la puerta", recordó la mujer. A los 90 mil pesos en efectivo que encontraron le sumaron un reloj Festina, un pequeño anillo de oro que la madre del dueño de la inmobiliaria llevaba desde los 15 años y los celulares de las víctimas. "Yo tiré mi celular a la basura para ver si no se lo llevaban, pero se dieron cuenta y me lo robaron igual", explicó amargada la empleada de la inmobiliaria Leone.

Comentarios