Policiales
Viernes 09 de Septiembre de 2016

Se instalaron en Soldini para estar más seguros y fueron víctimas de ladrones

Dos delincuentes armados ingresaron a una casa, maniataron a una familia y huyeron con dinero, joyas y electrodomésticos.

Sarmiento al 1700, entre Guatemala y Ecuador, es una de las cuadras más señoriales de Soldini. Allí, en una coqueta residencia, hace un mes se afincó una familia rosarina buscando la tranquilidad y la seguridad que no hallaban en la gran ciudad. Pero la satisfacción del cambio duró poco. El miércoles a la madrugada una gavilla de ladrones les dio la bienvenida al pueblo. Fue poco después de las 3.30, cuando el hijo de 18 años de los dueños de casa se aprestaba a acostarse después de haber estado estudiando. Entonces dos ladrones ganaron el interior de la vivienda de dos plantas y lo sorprendieron. Según confiaron los vecinos, los maleantes maniataron a los tres integrantes de la familia y se llevaron una suma importante de dinero en efectivo (en pesos y moneda extranjera), joyas y algunos pequeños electrodomésticos. Un Renault Kangoo gris esperaba en la puerta a los maleantes para sacarlos del lugar rápidamente.

"Acá es como que los ladrones observan a los que recién se mudan y les dan la bienvenida. Estos tipos anduvieron con la Kangoo gris dando vueltas hasta que el pibe apagó las luces para irse a dormir y entonces entraron. El comentario es que no había ninguna de las puertas violentadas", explicó una vecina de la cuadra. Sin embargo, la versión oficial indicó que los delincuentes forzaron una puerta de aluminio ubicada en uno de los laterales de la vivienda y por allí lograron acceder al interior de la misma. Los ladrones estuvieron menos de media hora en el lugar y luego se retiraron en el auto que los esperaba. "Nos está visitando seguido una banda de cerrajeros que hay en Pérez. Soldini y Pérez están virtualmente pegadas y desde acá se puede acceder al camino que va al cementerio de Pérez para escapar rápido", indicó la vecina.

Aca cerca. Soldini está a sólo 15 kilómetros al oeste de Rosario. Y en esa pequeña población de poco más de 3 mil habitantes, calle Sarmiento corre paralela a la ruta provincial 14 que nace cuando la avenida Presidente Perón (ex Godoy) ya se ha convertido en la ruta nacional 33. Desde el 1700 de la citada calle se puede acceder a la Parroquia Nuestra Señora Del Carmen y a la subcomisaría 6ª de un lado; y del otro a un caserío de coquetas residencias. En una de ellas, a la que le faltan sólo algunos detalles de terminación, se afincó un matrimonio. El hombre tiene 52 años, la mujer 48 y tienen un hijo de 18. La casa tiene un cerco lateral pero el frente es accesible fácilmente. Ayer a la mañana la familia no estaba en la vivienda, pero los imponentes ladridos de un perro hicieron pensar en cómo hicieron los ladrones para zafar del ataque del animal.

De madrugada. Los vecinos de la cuadra confiaron que el miércoles, pasadas las 3.30, el joven de 18 años había terminado de estudiar cuando dos ladrones ingresaron por una puerta lateral de aluminio que da a la cocina. La versión oficial indicó que ingresaron rompiendo un vidrio, pero los vecinos aseguraban que entraron sin forzar cerraduras. Los residentes del barrio denunciaron que mientras los ladrones completaban su faena en el interior de la casa, afuera un Renault Kangoo con al menos otros dos maleantes los aguardaba para escapar.

A las víctimas las maniataron y con el terreno despejado los ladrones revolvieron toda la casa buscando dinero. "Todo el tiempo amenazaban con matar al hijo", explico una doña. Lo concreto es que tras media hora de faena los delincuentes sustrajeron alhajas, dinero en efectivo (en moneda local y extranjera), relojes y cadenas de oro y algunos electrodomésticos.

La denuncia fue radicada en la subcomisaria 6ª, ubicada a tres cuadras de la casa, y el fiscal Carlos Covani, de la Unidad de Investigación y Juicio, comisionó a efectivos del Gabinete de la Policía de Investigaciones (PDI), rastros y relevamiento de cámaras de la zona para trabajar sobre el terreno.

Comentarios