Infraestructura
Sábado 26 de Noviembre de 2016

Se firmó el acuerdo para rescindir la concesión de la autopista a Santa Fe

La Fiscalía debe avalar la medida y luego el gobernador deberá emitir el decreto. No puede haber juicios entre las partes.

Ayer se firmó en la capital provincial el acuerdo que rescinde el contrato entre la provincia de Santa Fe y Arssa, la concesionaria de la autopista Rosario-Santa Fe.

   El paso siguiente es que la Fiscalía de Estado tiene que avalar tal acuerdo y luego el gobernador Miguel Lifschitz deberá emitir el correspondiente decreto. No obstante la empresa seguirá prestando el servicio hasta que haya un nuevo concesionario, lo que puede insumir entre 4 y 6 meses, según trascendió de fuentes que indicaron también que el acuerdo firmado ayer excluye también la realización de todo tipo de juicios entre las partes.

   Se llega así al fin de una prestación de seis años y que formalmente se inició exactamente a las cero hora del 31 de diciembre de 2010. Ese día Arssa tomó la conducción, el mantenimiento y el peaje de esa vía tras adjudicársele la licitación nacional e internacional "para la concesión por peaje de la Autopista AP 01".

   La concesionaria era en realidad una unión transitoria de empresas (UTE) de construcción, integrada por las firmas Milicic SA, Obring SA, Vial Agro SA, Laromet SA, Rovial SA y la también UTE Pecam SA. El plazo total de la concesión fue establecido en 10 años.

   La decisión de ambas partes no sorprende. Ya el pasado 7 de julio La Capital informaba de la voluntad de la provincia de terminar con la concesión de una vía en la que la empresa incumplió con una de las cláusulas más importantes previstas en la licitación original y que era la repavimentación total de la traza.

   El pasado 6 de julio el titular del área de Infraestructura, José Garibay había pasado por la comisión de Obras Públicas de la Cámara baja y fue en ese encuentro donde el funcionario oficializó la decisión que se terminó de madurar al otro día y que culminó ayer.

   Garibay había expresado, respecto de las razones por las que Arssa no cumplió con la repavimentación, que "se iba a estudiar la razonabilidad de lo ocurrido mediante un apoyo externo (auditoría mediante), de la facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Rosario, y de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional del Litoral, para estudiar la salida legal y técnica del contrato". Desde entonces se buscó que todo el proceso tuviera características amigables.

Futura concesión.Sobre las pretensiones de la provincia respecto de los futuros nuevos concesionarios, el ministro Garibay había señalado entonces que "no hay plazos" para el llamado a licitación de una nueva concesión, aunque sí anticipó la decisión de que Vialidad Provincial comience a trabajar en la repavimentación de las dos calzadas de la autopista que el concesionario incumplió.

   Desde Arssa justifican tal incumplimiento en los vicios de la construcción de la calzada previos a la concesión iniciada en 2011, luego de que finalizara el vínculo con la anterior concesionaria Aufe, pero también apuntaban a lo que consideraban una mala ecuación económico financiera.

   La provincia considera indispensable que la futura nueva concesión "opere en el mantenimiento preventivo, regular y operacional de la autopista como lo hacen consorcios camineros que tenemos en la provincia", había señalado el titular de la cartera.

   La concesión de la autopista Brigadier López implica la atención de una traza de 156.7 kilometros de dos calzadas de 7.3 m de ancho, con dos carriles de circulación cada una y banquinas externas pavimentadas en un ancho de 2.5 Cuenta además con cinco áreas de descanso y dos de servicio (km 28 y km 101), mas de 12 accesos e intercambiadores y 46 puentes y 2.000 hectáreas de áreas lumnas de iluminación con 805 Artefactos de Iluminación.

   También cuenta con 40 cabinas de peaje y un tránsito medio diario anual de 46.500 vehículos. de todo tipo


Comentarios