Escenario
Martes 15 de Noviembre de 2016

Se estrena en el cine "La chica del tren", con Emily Blunt

Se trata de un thriller psicológico basado en un exitoso best seller. El director es Tate Taylor, responsable de "Vidas cruzadas".

Basada en una de las novelas que lideran el los rankings en casi todo el mundo, de Francia a Tailandia, los países nórdicos y Argentina, pasado mañana se estrena la adaptación al cine de "La chica del tren", un thriller psicológico interpretado por Emily Blunt y dirigido por Tate Taylor ("Historias cruzadas") sobre una mujer recién divorciada y obsesionada por la aparentemente idílica relación de una pareja de desconocidos.

"La chica del tren" sigue a Rachel (Blunt) alcohólica, divorciada y sin trabajo que fantasea con una pareja que vive en una de las casas de la urbanización en la que ella antes residía con su ex marido Tom (Justin Theroux). Todos los días toma el mismo tren para seguir desde su ventana la vida de Jess (Haley Bennett) y Jason (Luke Evans), una pareja que parece tener una relación perfecta. Esa especie de consuelo y obsesión dará un vuelco cuando sea testigo de una traición y Jess desaparezca. Rebecca Ferguson ("Misión Imposible: Nación secreta"), Lisa Kudrow ("Friends"), Allison Janney ("Mom") y Laura Prepon ("Orange is the New Black") completan el elenco de la película que obtuvo el premio a la producción del año en Hollywood.

Con el respaldo de DreamWorks, la productora de Steven Spielberg y el aval de la novela de mayor venta de la autora Paula Hawkins, la historia cambia el escenario original de Londres por Manhattan, pero conserva la trama original de esta mujer que pierde toda estabilidad emocional mientras y la acompaña en su recorrido diario en tren.

Un día Rachel es testigo de algo tan impactante en el patio trasero de la pareja. Poco después, cuando la mujer desparece y se cree que está muerta, Rachel le cuenta a la policía lo que ella cree que ha visto. Pero su testimonio y ella misma queda envuelta en dudas y sospechas por su propia cualidad de voyeur.

Según contó la autora, la inspiración para su novela policial de testigos que se convierten en sospechosos llegó con las experiencias diarias de Hawkins en el tren de pasajeros de Londres. "Había una ruta en particular que el tren siempre hacía, y yo me sentaba y miraba estos departamentos, y se podía ver el living de las casas", relató. "Siempre esperaba ver algo interesante, si bien nunca ocurrió. Pero eso despertó mi imaginación, y allí es donde surgió el germen de la historia", recordó.

En la historia de Hawkins, Rachel sumerge sus recuerdos en la bebida. También alimenta su creciente paranoia cuando su investigación sobre la desaparición de Megan señala la posibilidad de que ella pueda haber estado involucrada. "Ahí es cuando comenzamos a descubrir que Rachel no es especialmente confiable, y ella tiene todos estos problemas que la involucran en la historia", dijo Hawkins.

"Su pérdida de memoria es clave para su sensación de en quién se ha convertido. Ella tiene un distorsionado sentido de culpa y responsabilidad porque no recuerda sus acciones". Hawkins sugiere que su protagonista está muy por debajo del drama porque "durante el desarrollo del libro, se la ve luchar" contra sus fantasmas.

Realidad relativa. "Estaba fascinada por cómo ellos iban a captar desde el punto de vista fílmico ese sentido de adicción y voyeurismo", dijo Blunt, "lo que pensamos que vemos y no vemos, lo que pensamos que recordamos y no recordamos...y las líneas borrosas entre eso". De hecho, ese compromiso con la narrativa inesperada la convenció de hacer sobre la película. "Lo que me encantó del libro y del guión es que se las arreglan articuladamente para describir a una mujer arruinada y dañada. No ves eso en cine con mucha frecuencia, dado que las mujeres a menudo son el ideal de un hombre. Pero el libro y la película luchan por alejarse de eso".

Para dirigir "La chica del tren" la producción recurrió a Tate Taylor, director de "Historias cruzadas", producida también por DreamWorks, nominada a cuatro Oscar en 2011, y ganadora de un premio de la Academia que fue a manos de Octavia Spencer como como mejor actriz secundaria.

Taylor dijo que aprecia cualquier material que le permita explorar y profundizar a un personaje en la pantalla. "Cuando vi este libro que como «Historias cruzadas» también está contado desde la perspectiva de tres mujeres, me interesó inmediatamente", comentó, "y ejercitar mi músculo en el área de un thriller era emocionante. Los temas universales de la soledad, la desesperación y la lucha contra una adicción me interesaron, y era importante revelar e interpretar estos personajes sinceramente, especialmente el de Emily", contó el director.

Fenómeno de ventas

"La chica del tren" fue la primera novela firmada con su nombre por Paula Hawkins. En enero de 2015 fue una de las novelas de venta más rápida de la historia, con más de 15 millones de copias en el mundo. En su primera semana se ubicó en el punto más alto de la Lista de Best Sellers de The New York Times donde permaneció más de un año. En 2015, se convirtió en Best Seller de Amazon y de eBooks, mientras que Hawkins fue premiada por USA Today como Autora del Año.

Comentarios