Policiales
Miércoles 15 de Junio de 2016

Se entregó un joven sospechado de un asesinato

Un joven de 22 años sindicado como autor del crimen de Alejandro Fernández, asesinado en noviembre pasado en la zona noroeste de la ciudad, se entregó ayer a la Justicia.

Un joven de 22 años sindicado como autor del crimen de Alejandro Fernández, asesinado en noviembre pasado en la zona noroeste de la ciudad, se entregó ayer a la Justicia. Se trata de Brian A., quien tenía pedido de captura desde el momento del hecho y ayer se presentó ante el fiscal de Homicidios Pablo Pinto en compañía de un abogado. El joven quedó detenido y hoy al mediodía será formalmente imputado en una audiencia en Tribunales.

Alejandro "Piru" Fernández tenía 21 años y vivía con su familia en Einstein al 6800, en el barrio conocido como Fisherton Industrial. Alrededor de las 17.30 del jueves 26 de noviembre del año pasado caminaba rumbo a la carnicería donde trabajaba pero en la esquina de Bielsa y Ecuador se cruzó con un joven del barrio de su misma edad. Según vecinos que conocían a ambos, se trataba de Brian A.

De acuerdo con los testimonios recabados en el lugar, Piru y Brian comenzaron a discutir a los gritos hasta que el segundo sacó una pistola y efectuó al menos tres disparos. Una bala alcanzó en el cráneo a Fernández, quien cayó muerto sobre el pavimento. En tanto, su agresor subió a un Fiat Uno azul y escapó del lugar.

Horas más tarde vecinos incendiaron la casa de Brian, a quien sindicaban como el homicida, y su familia debió abandonar el barrio al menos por un tiempo.

Pelea. Meses después, en una manifestación frente a la Fiscalía de Homicidios realizada a principios de marzo pasado, familiares del Piru señalaron que el joven había tenido una pelea con Brian y un hermano de éste, Sebastián, de quienes había sido amigo.

"Había discutido con Sebastián, pero hablaron y parecía que estaba todo bien. ¿Por qué se pelearon? Eso es algo que los hijos no comparten con sus padres", recordó la madre de Fernández antes de esbozar su teoría sobre lo ocurrido: "A Piru primero lo atropellaron con un auto para hacerlo caer sobre el pavimento y luego le dispararon en el piso. El iba por el borde del asfalto, junto a la zanja de desagüe, y el impacto lo tomó por sorpresa. Tiene el disparo en el brazo izquierdo porque se quiso tapar la cara. Hay testigos que dicen que el que disparó fue Brian; otros que fue Sebastián. Lo que sucede es que los dos son muy parecidos", indicó la mujer.

Amenazas. En este sentido el abogado defensor de Brian, Ariel González Zevallos, sostuvo que no hay pedido de captura contra el hermano de Brian, al tiempo que sostuvo la inocencia de su cliente. "El muchacho decidió presentarse para demostrar su inocencia y para preservar a su madre, que en este último tiempo ha sufrido amenazas", sostuvo el letrado.

Comentarios