La región
Sábado 27 de Agosto de 2016

Se desvanece la teoría de un múltiple plan criminal en Firmat

El complot, que hiciera público el mismo fiscal Matías Merlo, se basó en declaraciones de un empleado municipal.

La insólita teoría de la contratación de un sicario para asesinar a un intendente, un senador provincial, un periodista y un fiscal tiende a desvanecerse. El complot, que hiciera público el mismo fiscal Matías Merlo, una de las presuntas víctimas potenciales, se basó en declaraciones de un empleado municipal que cuatro años antes había asegurado ver fantasmas en el cementerio de Firmat.

Hace pocos días, el fiscal Merlo llamó a conferencia para denunciar un presunto plan criminal que tenía como objeto asesinar al intendente de Firmat, Leonel Maximino, al senador Lisandro Enrico, al periodista y funcionario del área de seguridad provincial José Pellegrini, y hasta al propio funcionario del Ministerio Público de la Acusación, que encontró en las declaraciones del empleado elementos verosímiles para considerar que el complot podía estar realmente en marcha.

Inesperada derivación. Todo esto comenzó con al investigación judicial por el abuso de un menor en Firmat, que tuvo una inesperada derivación. Un jornalero municipal de esa ciudad estaba acusado de abusar de una nenita de cuatro años que estaba a su cuidado por pedido de la madre. El martes se realizó en Firmat la audiencia imputativa. Pero luego, el mismo acusado le contó al fiscal que había un plan macabro para asesinarlo a él y a otras tres personas más. Merlo le dio entidad a la versión y a través del juez Eduardo Bianchini, ordenó cuatro allanamientos en la ciudad y otro en la cárcel de Piñero, donde se encuentra alojado el ex comisario Sergio David, acusado de ser el autor intelectual del crimen de un policía en octubre del año pasado.

La noticia del plan siniestro acaparó la atención de la clase política de la región, que mayoritariamente salió a repudiar presuntas amenazas que jamás existieron. Ni Leonel Maximino ni el propio senador Enrico participaron de la conferencia de prensa realizada por el fiscal Merlo, dando a entender que no parecía muy serio lo denunciado por el empleado, de apellido Verón.

Este hombre es el mismo que dijo hace cuatro años haber visto el extraño espectro de una mujer. Según la crónica de este diario "el jueves 13 de septiembre (de 2012), a las 2.30 de la madrugada, los agentes patrullaban la ciudad y al llegar a las inmediaciones del campo santo observaron a una mujer sentada en un banco, bajo la lluvia. Se acercaron y le preguntaron si necesitaba algo. Según el relato de los hombres, no respondió, se incorporó y se fue caminando, para introducirse en un cañaveral lindante a una pared del cementerio".

Fabulador. Una fuente inobjetable le contó a este diario que "quien declaró lo del plan siniestro es una persona muy propensa al relato novelesco, y a veces hasta ridículo. Tiene cierta actitud fantástica, por eso no me llamó la atención que dijera eso. Es bastante común".

Otra de las teorías que circula en los pasillos judiciales es que Verón podría querer desviar la atención, ya que el hombre está acusado de abusar de una nena, que es la hija del comisario acusado de ser el autor intelectual de un crimen de un policía".

Comentarios