Política
Jueves 19 de Mayo de 2016

Se conoció el audio de la madre de Nisman al hallar a su hijo muerto

Al llamar a la ambulancia el domingo 18 de enero de 2015, Sara Garfunkel, la madre del fallecido Alberto Nisman, aseguró a su interlocutor del centro de emergencias de Swiss Medical que el ex fiscal de la causa Amia estaba "muerto".

Al llamar a la ambulancia el domingo 18 de enero de 2015, Sara Garfunkel, la madre del fallecido Alberto Nisman, aseguró a su interlocutor del centro de emergencias de Swiss Medical que el ex fiscal de la causa Amia estaba "muerto".

El dato fue revelado ayer al darse a conocer, a través de Radio Del Plata, el audio de la conversación entre Garfunkel y el centro de emergencia, que fue aportado por la empresa Swiss Medical a la Justicia.

En la grabación se escucha a Garfunkel, en tono tranquilo, insistir con el operador de la empresa que necesita una ambulancia porque cree que su hijo está muerto.

Tras dar sus datos y la dirección de la torre Boulevard del edificio Le Parc, Garfunkel dio los datos de su hijo. —Operador: ¿Qué le anda pasando? —Garfunkel: Vine a la casa de mi hijo y está muerto. —O: ¿Cómo que está muerto? —G: Sí, no atendía el teléfono y abrimos la puerta. —O: ¿Quién corroboró que está muerto? —G: Y, está lleno de sangre el baño. —O: ¿Con qué se golpeó? —G: No sé, estaba tirado en el piso. Para mí que se golpeó, porque en la casa está todo prendido.

La mujer insiste en dar el nombre de su hijo, Natalio Alberto Nisman, y el operador pregunta si está en la bañera, pero la mujer insiste con que "está lleno de sangre". —O: ¿Respira? —G: (Casi desesperada) No, si está lleno de sangre el piso. Desde las 11 del mediodía no contesta los llamados. —O: ¿Puede corroborar si está respirando? —G: Bueno, espéreme un segundo.

El operador insiste en conocer donde fue el golpe y la mujer repite que no puede ver nada porque esta todo lleno de sangre. Segundos después, Garfunkel vuelve al teléfono: —G: No le puedo hacer ninguna reanimación, si la sangre del piso está casi seca. —O: ¿Puede ver dónde fue el golpe? —G: No sé donde fue, está acostado en el piso. Luego toma el teléfono el custodio Armando Niz (el más cercano a Nisman). —N: Lo encontramos sin vida. No está respirando. Entré y lo vi. Al escuchar si le pueden hacer reanimación, responde: —N: ¿Cómo vamos a hacer reanimación si hay un charco de sangre? Seguramente se reventó la cabeza.

El operador pregunta si llamaron al Same y la policía, y Niz dice "todavía no". Le avisan que la ambulancia estaba en camino.

Comentarios