Edición Impresa
Sábado 17 de Diciembre de 2011

Se cierra el año lectivo sin Ricardo Bruera en la escuela

Educación provincial confirmó que el ex funcionario de la dictadura no está en el colegio local, aunque quedó su bibliografía.

Se cierra el año lectivo sin Ricardo Bruera en la escuela. La afirmación es del director provincial de Enseñanza Privada, Germán Falo, y la ofrece a La Capital. Además anticipa el resultado de un exhaustivo trabajo al interior del Colegio Rosario, institución que el ex ministro de Educación de la dictadura dirigió durante 32 años.

Pero para saber más sobre qué representa la buena noticia de que Bruera no está más al frente de un establecimiento educativo, es necesario recordar los hechos que decidieron este alejamiento definitivo.

El puntapié lo dieron de manera contundente los chicos de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) a principio de este año, cuando salieron a denunciar públicamente la insólita permanencia para la democracia de este representante de la dictadura más feroz que conoció la Argentina, al frente del Colegio Rosario.

La madre que preguntó. Este llamado de atención lo recogió una mamá, Verónica Tsernostopulos, que quiso saber más y terminó espantada al conocer que el director de la escuela a la que mandaba a sus hijos había sido el ideólogo del Operativo Claridad, por el que se persiguieron estudiantes, docentes y se quemaron libros; además de haber estado al frente de la cartera educativa nacional en tiempos de Videla y cuando ocurrió la llamada Noche de los Lápices.

Eso le costó a la mamá el maltrato y hasta amenazas (no renovarles la matrícula a los chicos) por parte del representante legal del colegio, Claudio Murcilli. Eso fue determinante para que cambiara a sus hijos de escuela.

Los hechos que enseguida tomaron estado público, primero a través de una carta de lectores y crónica de este medio, y que luego recogieron los distintos medios de comunicación locales y nacionales. Todo contribuyó a apurar la salida de Bruera del colegio.

Hasta que finalmente en junio pasado la asociación de padres que preside el establecimiento renovó autoridades y dejó afuera al ex ministro de la dictadura.

Ministerio. Para ese entonces el Ministerio de Educación de Santa Fe ya había intervenido en los hechos y comenzado —a través del Servicio Provincial de Educación Privada (Spep)— un minucioso trabajo de investigación al interior de la escuela, además de acompañamiento y supervisión pedagógicos.

“Pedimos a los supervisores de los distintos niveles investigar sobre la presencia de Bruera en la vida académica del colegio”, dijo el director del área Germán Falo. El funcionario —que continuará en su cargo en la nueva gestión de Mengarelli— destacó que la salida del ex ministro se logró “por el aporte de muchos factores”, entre ellos la decisión firme del Ministerio.

“Quedó claro que Bruera no tiene ni puede tener más presencia física ni pedagógica aquí”, indicó Germán Falo.

Libros y bibliografía. El director provincial confirmó que sí en la investigación encarada se encontraron libros de autoría del ex funcionario de Videla en la escuela y formando parte de la “bibliografía de los tres niveles de este colegio”.  Hay que recordar que esta institución atiende no sólo a la escolaridad primaria y secundaria sino además que cuenta con un profesorado donde se forman los futuros maestros.

El Ministerio de Educación también corroboró la participación de Bruera  (antes de junio pasado) en actos escolares, como en la jura de la bandera nacional y otras actividades escolares. Incluso varias fotografías lo mostraron sentado en primera fila en estos actos y saludando a los alumnos.

“La sugerencia que hicimos ahora —dijo el director Falo— es fundamentalmente de acompañamiento pedagógico a través de los tres niveles de supervisión, además de recordar que se cumpla con la normativa vigente”, consustanciada con valores de diálogo y democráticos.

Por otra parte, también se corroboró el maltrato del representante Murcilli a la mamá. “Fue apercibido por escrito, además de una serie de consejos de cómo deben ser tratados los padres y de ser respetuosos con los valores democráticos”, insistió Falo.

Un informe que firma la supervisora general del Spep, Irene López, y que dirige a los padres que denunciaron la irregular situación de ese colegio, dice en el último párrafo: “Informo a ustedes que se continúa con el acompañamiento pedagógico a la institución en todos sus niveles a fin de que no se reiteren en el futuro situaciones como las que dieron orígenes a esta intervención y posterior proceso investigativo. Se sugiere a la misma, la revisión de algunos puntos del Reglamento Interno que pudieran contradecirse con la normativa vigente y sobre todo, se indica acerca del nivel y características de diálogo cordial, abierto y participativo que debe mantenerse con sus familias acentuando los valores democráticos que este Ministerio de Educación y esta Dirección Provincial sustentan y promueven entre las escuelas de su dependencia”.

El alejamiento definitivo de Bruera de las aulas santafesinas es quizás una de las mejores noticias educativas del año. Un aporte que nació del compromiso de los estudiantes, recogió el coraje de una madre y sumó la decisión del Estado para que la memoria, la verdad y la justicia sean valores creíbles.

Comentarios