La ciudad
Martes 08 de Noviembre de 2016

Se anotan 181 abogados para ocupar 3 vacantes de fiscales en Rosario

La mayoría tiene entre 30 y 40 años. Un fiscal cobra hoy unos $77 mil mensuales que, con adicionales, puede llegar a los $ 100 mil de bolsillo.

Se anotaron 181 abogados para ocupar los tres cargos de fiscales en Rosario y 220 para los 7 puestos de fiscales adjuntos. A nivel provincial se inscribieron casi 500 interesados para ocupar las 42 vacantes abiertas por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos provincial en el marco del plan de fortalecimiento de la Justicia penal que impulsa el gobierno santafesino, y que se plasmó en la convocatoria de varios concursos clave que buscan apuntalar el funcionamiento del Poder Judicial a corto plazo en todo el territorio provincial.

La mayoría de los postulantes, que tienen que haber ejercido la profesión cuatro años —entre otros requisitos— tiene entre 30 y 40 años. En Rosario actualmente trabajan 20 fiscales, de los 46 que hay en toda la provincia. En tanto, en la sede local se desempeñan 43 fiscales adjuntos de los 98 distribuidos en todo el territorio santafesino. Muchos de los inscriptos también se anotaron para participar por las vacantes en otras localidades o circunscripciones.

Actualmente, el sueldo básico de un fiscal —que es el mismo que es el de un juez de primera instancia— es de 77 mil pesos, a lo que se debe sumar una serie de adicionales, por lo que el salario de bolsillo puede llegar a los 100 mil pesos mensuales.

En la primera etapa del proceso, que se cerró el viernes pasado, se recepcionaron las inscripciones y los legajos con los antecedentes de todos los postulantes a fiscales y fiscales adjuntos de las cinco circunscripciones. El procedimiento de selección continuará con la verificación de que los postulantes reúnan los requisitos legales y reglamentarios para acceder al cargo, para luego realizarse la prueba de oposición y la calificación de antecedentes.

Desde la cartera judicial expresaron a LaCapital que apuestan a que superado el tamiz del Concejo de la Magistratura, la Legislatura santafesina apruebe los postulantes en sesiones extraordinarias si el gobernador Miguel Lifschitz, como parece, está decidido a dotar de recursos al Ministerio Público de la Acusación (MPA), en un marco social de reclamo de mayor celeridad al sistema judicial.

Todos los concursos para la selección de funcionarios judiciales requieren de acuerdo legislativo para su designación. El Poder Ejecutivo se autolimitó en el ejercicio de su facultad de selección, constituyendo un cuerpo evaluador que le remite las propuestas de designación, el cual se encuentra constituido por representantes de los Colegios de Abogados de la Provincia de Santa Fe, del Colegio de Magistrados y funcionarios del Poder Judicial y de las universidades públicas.

Funcionarios del Ministerio de Justicia destacaron que los fiscales que se sumarán al Ministerio Público de la Acusación "serán actores clave en el marco de la nueva justicia penal, basada en audiencias orales y públicas, porque son quienes se encargan de dirigir la investigación, formular la acusación y llevar adelante la acción penal".

Más herramientas. En paralelo a la búsqueda para ocupar los cargos vacantes a fiscales y fiscales adjuntos, la cartera de Justicia y Derechos Humanos avanza en la realización de otros concursos relevantes para la gestión de la política criminal en el sistema de justicia penal. En ese marco, desde la cartera provincial señalaron que se encuentra abierta, hasta el 16 de noviembre, la inscripción para los concursos para ocupar los cargos de fiscal general, defensor provincial y de fiscales y defensores regionales en las circunscripciones en toda la provincia, salvo en Venado Tuerto, ya que en abril de 2017 vencen los mandatos de seis años de los actuales ocupantes en esos cargos. En varios de ellos suenan los nombres de funcionarios que ganaron protagonismo por su desempeño en los últimos años.

También está abierta la compulsa para cubrir el cargo de auditor del MPA, que se realizará próximamente la prueba de oposición, donde el tribunal evaluador decidirá entre once postulantes admitidos. Lo mismo sucederá con el concurso para ser vocales de Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de Rosario y de vocales de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de la ciudad de Santa Fe, el cual cuenta con aproximadamente 50 postulantes admitidos por cada uno de esos concursos.

Lifschitz firmó en mayo pasado el decreto 854/16, mediante el cual se modificó la selección de magistrados y funcionarios judiciales, no sólo con el objetivo de cubrir las vacantes vigentes en el Poder Judicial, MPA y el Servicio Público de la Defensa Penal, sino también para darle mayor celeridad al proceso de selección, que antes de esta modificación la designación un juez podía llevar unos dos años. Bajo el nuevo esquema se designó, por ejemplo, un juez en el norte provincial en 90 días.

Comentarios