La ciudad
Sábado 30 de Julio de 2016

Se agudiza el conflicto por el descanso dominical

El viernes próximo vence la conciliación obligatoria y los supermercadistas ratificaron que quedarán firmes 119 despidos.

A una semana de vencer la prorrogada conciliación obligatoria que frenó unos 119 despidos por el descanso dominical, los supermercados ratificaron ayer su voluntad de no reincorporar a esos trabajadores. El gremio mercantil rechazó el planteó, calificó de extorsivas las cesantías y exigió a los empresarios que presenten los balances de sus empresas que certifiquen que cayeron sus ventas por no poder abrir sus puertas los domingos. Así, sobrevuela la agudización del conflicto tras el impasse de la medida dispuesta por el Ministerio de Trabajo.

El viernes próximo vence la conciliación obligatoria ya prorrogada por la cartera laboral tras los 119 despidos dispuestos por los supermercados de firmas nacionales en Rosario, poco antes de entrar en vigencia la adhesión local a la ley de descanso dominical.

Según había informado el Ministerio de Trabajo, Coto había despedido a 58 trabajadores, Carrefour a 55 y Jumbo a 6. Las cesantías quedaron suspendidas tras la conciliación obligatoria que vence en una semana.

Ayer, en una audiencia celebrada en la delegación rosarina del Ministerio de Trabajo, los representantes de las empresas ratificaron su decisión de prescindir de los empleados que habían despedido.

El argumento esgrimido fue que cayó la facturación cerca de un 25 por ciento, y que al no abrir un día a la semana, deben rediagramar turnos y francos entre su plantilla.

Extorsión. Desde el gremio mercantil salieron al cruce de esta posición. El secretario gremial de la Asociación Empleados de Comercio, Juan Gómez, denunció que los despidos, antes incluso de la aplicación de la ley de descanso dominical, fueron una "extorsión" de parte de los empresarios.

"Vamos a exigir, como exigimos en las audiencias anteriores, que si ellos (las cadenas de supermercados) despidieron preventivamente sin la existencia de la ley 13.441 aquí en la ciudad, que demuestren con los libros y balances lo que están diciendo (que cayeron las ventas), porque eso lo dicen solamente ellos", sostuvo Gómez.

Según el dirigente gremial, "en la sede del Ministerio de Trabajo no hay ninguna presentación de sus balances ni de la supuesta pérdida económica. Consideramos que estos despidos no son más que una extorsión hacia el sector".

Más aún, de acuerdo a los datos que manejan en el sindicato mercantil, "por el cierre de los supermercados los domingos se han incrementado los pedidos de horas extra a muchos compañeros, porque evidentemente hay mucha gente que trasladó sus compras a otros días de la semana al no poder hacerlo los domingos".

En ese sentido, un relevamiento de la Cámara de Supermercados de Rosario (Casar) que nuclea a las bocas de capitales locales, detectó que las ventas que no se hacen los días domingo se recuperan en un 60 por ciento en el resto de la semana.

"Igual, para hacer un balance serio del impacto de la medida, siempre dijimos que había que esperar un tiempo prudencial que todavía no transcurrió", remarcó la gerenta de Casar, Verónica Solmi.

En efecto, la adhesión local a la entrada del descanso dominical lleva apenas un mes. Entró en vigencia el domingo 3 de julio, con acatamiento dispar, ya que las firmas Coto y Jumbo abrieron ese día con normalidad.

El secretario gremial de los mercantiles reconoció que la conciliación obligatoria ya no se puede prorrogar, y en ese marco deslizó que el gremio mercantil analizará con su cuerpo de delegados y comisión directiva las medidas a adoptar.

"No queremos anticiparnos, vamos a ver qué actitud adoptan los supermercadistas y después definiremos nuestras medidas de acción gremial, como siempre lo hemos hecho en defensa de los compañeros que fueron despedidos sin causa alguna", agregó.

Comentarios