Edición Impresa
Sábado 12 de Mayo de 2012

"Se abre un campo próspero"

"Esto abre un campo de perspectiva próspero en relación al trabajo que vamos a implementar en educación", dice la directora provincial de Educación Especial, María Elena Festa, al referirse a cómo impacta la aprobación de la ley que reconoce en la Lengua de Señas Argentina (LSA). Festa apunta además que lo que la norma habilita "da continuidad a lo que ya se viene haciendo" desde el Ministerio de Educación.

Recuerda que actualmente están en una etapa "de reglamentación conjunta con la Subsecretaría de inclusión y las áreas respectivas que intervienen en el cumplimiento de la ley en todos los ámbitos que corresponda".

Esta tarea de reglamentar y asegurar que se cumpla la norma, significa en lo concreto —dice— que se incremente la LSA en todos los ámbitos, y por tanto el trabajo de los intérpretes entre otras funciones. La idea "es trabajar en forma conjunta entre todos los ministerios para que se encuentren las formas de hacer viable la concreción de la lengua de señas", señala y agrega que en ese sentido "el Ministerio de Educación ya viene comprometiéndose con el tema, incluso antes de la sanción de la ley, es decir es un trabajo que da continuidad a las metas que teníamos".

Añade que "las acciones están pensadas para generar una cantidad de impactos en la mejora de la inclusión de las personas sordas en todos los ámbitos: en el educativo, en el social, en lo público o en lo privado; tiene muchas aristas donde lo que se pretende es la mejorar la vida de las personas sordas a través de una herramienta comunicacional como es la lengua de señas".

Festa acuerda con las expectativas que tiene la comunidad sorda sobre que la sanción de la ley ampliará el campo laboral de los interpretes, por ejemplo, o redundará en una educación cada vez más inclusiva en las aulas. Además indica que "se tomarán acciones que redundarán también en la formación general de los docentes".

Comentarios