Newell's
Domingo 25 de Septiembre de 2016

Scocco vuelve a ser Scocco

Nacho marcó por dos, es goleador del torneo y cada vez se parece más a su mejor versión

Ignacio Scocco cada vez se parece más a Ignacio Scocco. Al Nacho que supo ser en los mejores momentos. Al goleador determinante que además se encarga de generar juego. Pasó mucha agua debajo del puente desde que volvió de Sunderland a mediados de 2014 hasta el presente, aunque algunos atisbos venía mostrando. Pasó mucho tiempo desde que volvió para ser aquel que fue especialmente en el torneo Final 2013, en el equipo campeón de Gerardo Martino, pero sin éxito. Sin embargo, poco a poco se va regenerando con el foco puesto únicamente en el juego y a fuerza de goles y confianza, ganancias especialmente generadas a partir de una muy buena preparación física. Ayer, el goleador marcó dos de los tres tantos en la victoria sobre Atlético Tucumán para convertirse por ahora en el goleador del campeonato, con cuatro gritos.

Nacho está bien y eso se nota. A una extensa y exigente preparación física de pretemporada le sumó la confianza. Y como él mismo dijo en la semana "ahora sólo me ocupo de jugar", en referencia a las preocupaciones que debía resolver con los dirigentes junto a otros referentes del plantel. Y encima se ve complementado con jugadores de buen pie: Maxi, Joel Amoroso y el Gato Formica, también con buenas señales de recuperación. Se nota que Nacho está cómodo yendo bien arriba, pivoteando o entrando por las puntas, ocupando espacios con criterio y no como un manojo de nervios. Si es necesario incluso bajando a buscar la pelota hasta mitad de cancha, para empezar él mismo la elaboración, con recorrido y buena visión de campo. Y con el olfato goleador intacto. Aunque con la diferencia de que hasta hace poco no le salía ninguna. Hasta el comienzo de esta fecha, Nacho era el jugador del fútbol argentino con más tiros al arco. Una señal.

"Físicamente me siento muy bien y eso me da confianza para sentirme cómodo técnicamente dentro de la cancha (...) Trato de estar bien para poder rendir, después, si pueden venir los goles, mucho mejor", dijo ayer Scocco. Pero no se subió al pedestal por la ovación de la gente: "Newell's te exige mucho. Si jugás bien te lo hacen sentir y si no, también". Nacho tiene los pies en la tierra. Está calmo, reinventándose. Para ser su mejor versión.

Comentarios