Newell's
Martes 30 de Agosto de 2016

Scocco necesitaba la explosión que siempre lo hizo destacar, como en 2013

Ignacio Scocco mostró su jugada clásica. Aquella que siempre lo caracterizó, que desplegó con Gerardo Martino y que hacía rato no podía ejecutar. Y Newell's lo extrañaba.

Ignacio Scocco mostró su jugada clásica. Aquella que siempre lo caracterizó, que desplegó con Gerardo Martino y que hacía rato no podía ejecutar. Y Newell's lo extrañaba. Trataba de mostrar sus cualidades, pero caía en el intento quizás por falta de explosión en el final de jugada. Pero esta vez, en el arranque del torneo y en el momento en que el conjunto rojinegro lo necesitaba con urgencia, la puso en práctica hasta conseguir que un rival se lo llevara puesto dentro del área de manera grosera. El propio Nacho cerró la acción con un gol que le dio el triunfo y tres puntos valiosísimos para el contexto de la entidad en todo sentido.

Si hay algo que necesitaba Newell's es recuperar el gol, sobre todo de los delanteros. Nacho es uno de los que lleva el peso de la responsabilidad. En esta ocasión contó a favor, como el resto de los jugadores de los distintos equipos, con una triple pretemporada (más de 60 días de preparación). Para las características de ejecución del atacante le vino bárbaro, al menos por lo que se vio en el debut.

No alcanzó al máximo lo que puede brindar dentro de una cancha, aunque se lo vio siempre en acción tanto en el ataque como al momento de defender. Antes de la maniobra que culminó con el penal y gol del triunfo había tenido dos oportunidades para romper el cero. Una en el arranque de un primer tiempo malo para la Lepra y después otra en el complemento. Hasta que a seis del final dibujó la máxima jugada de la tarde. Y tiene aún mucho más valor al tener en cuenta que ya habían pasado 84' y a esa altura las energías generalmente el motor funciona con el tanque de reserva. Pero tenía resto y sacó provecho del mismo para ejecutar la jugada con su sello personal. Así como lo hizo hace tres años, por la Copa Libertadores y con el Tata como DT, cuando arrancó una jugada desde mucho más lejos, de mitad de cancha, gambeteó y dejó en el camino a tres jugadores y definió para poner el 3-1. Y a los 89 minutos.

"Físicamente es otra persona", reconoció el técnico Diego Osella. Sin dudas, está claro que Nacho estando bien en ese punto puede seguir marcando la diferencia. Los años pasan y tampoco se puede pretender que vuelva a ser igual a aquel goleador letal de años atrás, pero con su experiencia, sabiduría y picardía puede darle al equipo muchas veces lo que necesita en esta misión de cosechar puntos.

La idea, la gambeta y la habilidad está presente, pero tiene que estar acompañada por el físico. Para tener aire y final de jugada. Y esta vez Nacho tuvo todo, como hace tres años.

Un penal a favor tras más de un año

El domingo ante Quilmes, Newell's cortó una racha de 31 partidos sin tener un penal a favor. El último se lo dieron ante Atlético de Rafaela (V) 1-1 y fue convertido por Ignacio Scocco. Aquella noche el juez Fernando Espinoza le dio dos penales al equipo de Lucas Bernardi. El primero el arquero Carlos De Giorgis se lo atajó a Maximiliano Rodríguez.

En total, Nacho lleva 14 penales ejecutados con la camiseta de Newell's, de los cuales convirtió 9, le atajaron 2 (Silvio Dulcich de Quilmes en el Final 2013 y Sebastián Sosa de Vélez Sarsfield en la Súper Final 2012/13) y desvió 3 (Argentinos Juniors en el Inicial 2012, Atlético de Rafaela en el torneo Final 2013 y Defensa y Justicia en 2014).

Datos: Carlos Durhand

Comentarios