la_region
Viernes 10 de Febrero de 2017

Santa Fe y Córdoba acuerdan combatir los canales ilegales

Los gobernadores de ambas provincias debatieron sobre la situación hídrica, el uso del suelo y la crisis de la lechería

La situación hídrica por la que atraviesan ambas provincias y el uso productivo del suelo fueron los temas sobre los que ayer firmaron acuerdos los gobernadores de Santa Fe y Córdoba, Miguel Lifschitz y Juan Schiaretti, durante la visita que este último realizó a la Casa Gris.

En el encuentro se analizó también la problemática de la cuenca lechera común a ambas provincias y la situación de la empresa láctea Sancor, con fuertes presencia e inversiones en la región, y que durante el año pasado enfrentó pérdidas que superaron ampliamente los 2.400 millones de pesos.

Además, el encuentro de ayer se tradujo en reuniones de trabajo que contaron con la presencia de funcionarios de los ministerios de la Producción e Infraestructura de ambas provincias.

El mandatario santafesino dio la bienvenida a Schiaretti, a quien calificó como "un amigo con quien venimos trabajando en conjunto en el marco de la Región Centro y de las reuniones de gobernadores desde hace más de un año".

Lifschitz hizo referencia luego a la problemática común de los canales de desagüe clandestinos, un factor de peso en las recientes en la provincia. "Tuvimos un encuentro con los equipos técnicos de los ministerios de Infraestructura y de la Producción de Santa Fe y sus homólogos de Córdoba. Como fruto de ese trabajo, que se venía realizando desde el año pasado, firmamos dos acuerdos: el primero establece un trabajo conjunto y coordinado de contralor y verificación en las dos provincias de obras clandestinas de desagües, los llamados «canales clandestinos», para evitar ese tipo de obras no autorizadas por los gobiernos que terminan afectando los cursos de agua y agravando las condiciones de inundabilidad de muchas regiones productivas", explicó el titular del Ejecutivo provincial quien se extendió luego sobre un segundo convenio, también firmado ayer, "para conformar el comité interjurisdiccional de lo que en Santa Fe llamamos la Cuenca del Vila - Cululú, y que en el caso de Córdoba es la Cuenca Noreste, de manera de poder trabajar conjuntamente las dos provincias, del mismo modo que lo hacemos en la Cuenca de La Picasa y en la del río Carcarañá", indicó y agregó que "la idea es invitar también al gobierno nacional a formar parte de este comité".

Por último, el gobernador de Santa Fe destacó también que "avanzamos en criterios comunes para el uso productivo del suelo, para el trabajo conjunto de organizaciones de la producción de las dos provincias, para abordar los problemas más estructurales que impactan negativamente sobre el uso del suelo y los fenómenos hídricos".

El mandatario santafesino se explayó luego sobre la problemática común de la cuenca lechera y específicamente se pronunció sobre la situación de SanCor, "que preocupa y mucho; es algo que advertimos en cada encuentro con los productores, sectores empresarios o comerciales", indicó.

"Con el gobernador de Córdoba analizamos plantearle al Gobierno de la Nación la convocatoria a una reunión de la cadena láctea nacional", dijo, y agregó que "debemos ver la situación de los tamberos, pero también la de cooperativas como SanCor que tienen problemas".

"Lógicamente, todos tratamos de buscar caminos alternativos para no perder puestos de trabajo y para tratar de que todas las empresas, desde la más grande como SanCor hasta las más pequeñitas con dos, tres, o cuatro empleados, no se no caigan en el camino", destacó Lifschitz.

Recientemente, el secretario de Lechería santafesino, Pedro Morini, dijo que "SanCcor tiene que lograr asociaciones como la que hicieron en las leches maternizadas y los postres/yogures. En estos acuerdos SanCor sigue elaborando los productos y sólo cede la parte comercial".

Asimismo, puso de relieve que "Santa Fe está produciendo 3 millones menos de litros de leche; hace un año producíamos 8 millones y hoy 5 millones. La falta de leche complica el trabajo" señaló, y enfatizó que "SanCor también se vio perjudicada por el conflicto con Venezuela. Durante el 2016, la empresa perdió 2.400 millones de pesos (casi 7 millones por día) Hoy, está en un callejón muy complejo. Tendrá que recuperarse y recibir un fuerte aporte de capital".

Por su parte, Schiaretti agradeció la invitación y señaló que "nosotros queríamos venir a Santa Fe porque tenemos dos temas que son comunes: las diversas cuencas hídricas y la producción".

En cuanto a la problemática del escurrimiento de las aguas en territorio cordobés, el gobernador Schiaretti indicó que al tratarse de una "provincia mediterránea, el escurrimiento de las aguas se debe hacer en conjunto con otras provincias con las que se tienen cuencas compartidas", y especificó que la provincia con la que más cuencas compartidas se tiene es Santa Fe

"Podemos avanzar en la sistematización de las cuencas, pero también nos parece clave atacar el tema estructural más serio que tenemos con el tema de las inundaciones, por eso también estamos trabajando en medidas conjuntas para la correcta utilización de los suelos", añadió.

   Además, el gobernador cordobés destacó que una de las "medidas claves acordadas en forma conjunta" es la de trabajar sobre un "seguro de multirriesgo que le va a dar más tranquilidad a los productores agropecuarios"; y agregó que "de hacerlo entre las dos provincias va a permitir que ese seguro sea viable".

Gobierno nacional

En cuanto a los puntos a trabajar juntamente con el gobierno nacional, el mandatario expresó que "se le va solicitar a la Nación, que como provincias productoras de lácteos" se incluya "en la agenda una política específica para dicho sector, que permita dar una salida estructural y así evitar que los tamberos sigan padeciendo las dificultades del rubro".

   Durante la reunión de trabajo también estuvieron presentes el vicegobernador, Carlos Fascendini; los ministros santafesinos de la Producción, Luis Contigiani; de Infraestructura y Transporte, José Garibay; de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías; y los ministros cordobeses de Agua, Medio Ambiente y Servicios Públicos, Fabián López; y de Agricultura y Ganadería, Sergio Busso; entre otras autoridades de ambas provincias.

Comentarios