Política
Miércoles 28 de Septiembre de 2016

Santa Fe negocia con la Nación una agenda de reclamos económicos

Lifschitz le pidió a Prat Gay que autorice el endeudamiento y que se cumpla con el pago de la deuda por la coparticipación.

El gobernador Miguel Lifschitz desembarcó ayer en Buenos Aires con un pliego de reclamos económicos. La autorización para la emisión de títulos públicos, la deuda federal por coparticipación y la inclusión de obras para Santa Fe en el Presupuesto 2017 fueron los temas que el mandatario provincial abordó, en una reunión a solas, con el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay.

Luego, el secretario de Hacienda provincial, Pablo Gorbán, se sumó junto a sus colegas de las otras provincias a otra reunión más amplia con Prat Gay y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, donde avanzaron en reformas de la ley de responsabilidad fiscal. Allí, Nación y provincias advirtieron que una rebaja en la estructura al impuesto a las ganancias, con subas en el mínimo no imponible y actualización de las escalas, no debe poner en riesgo las cuentas públicas nacionales y provinciales.

La reunión entre Lifschitz y Prat Gay se desarrolló en la sede de la cartera económica. El encuentro se enmarca en una nueva relación política entre las dos administraciones luego de la áspera disputa pública por el tema de seguridad, precedida además por el reproche que hizo el presidente Mauricio Macri al gobernador sobre su "poco disposición de trabajar en equipo".

En ese clima de tregua, ayer Lifschitz salió de la oficina de Prat Gay sin anuncios concretos, aunque destacó el compromiso de la Nación para atender las necesidades y reclamos de la provincia. Uno de ellos tiene que ver con las autorizaciones pendientes por parte de la Nación para que Santa Fe puede endeudarse. "Analizamos distintas alternativas que nos permitan resolver el tema a la brevedad", dijo el gobernador.

En julio pasado, la Legislatura provincial autorizó al gobierno de Lifschitz a emitir títulos públicos por 500 millones de dólares para financiar obra pública, pero ahora necesita que la Nación le avale el endeudamiento.

Además, Lifschitz y Prat Gay dialogaron sobre la deuda acumulada por la detracción indebida del 15 por ciento de la coparticipación, que tiene fallo favorable de la Corte Suprema de Justicia desde 2015, semanas antes de que asuma Macri en el gobierno. "Le transmití al ministro nuestra necesidad de encontrar una solución positiva al acuerdo en los próximos meses, y en eso hubo coincidencia de ideas", destacó Lifschitz, aunque aún faltan precisiones respecto al contenido de ese acuerdo.

En este sentido, el gobernador informó que la próxima semana volverá a reunirse la comisión bilateral que aborda la deuda histórica, que suma unos 24 mil millones de pesos más intereses.

Otro de los temas abordados giró en torno al Presupuesto 2017. Lifschitz le planteó la necesidad de incorporar algunas obras públicas necesarias para la provincia que no están en el proyecto original que envió Macri al Congreso nacional.

Después del encuentro con Lifschitz, Prat Gay y Frigerio se trasladaron a otro despacho donde los esperaban los ministros de Economías de todas las provincias que conforman el Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal. Por Santa Fe estuvo Pablo Gorbán, secretario de Hacienda del equipo que comanda Gonzalo Saglione.

"La reunión del Consejo fue la continuidad de un encuentro realizado hace 15 días, y los temas principales fueron dos: por un lado, el Ministerio de Hacienda anunció que va compartir un proyecto de modificación de la ley, cuyo texto conoceremos en los próximos días. Por otro, se discutió la necesidad de que la reducción del impuesto a las ganancias alivie la carga de los trabajadores pero cuidando el impacto en la coparticipación de las provincias. Se estima que el costo fiscal global sería de 27 mil millones de pesos en 2017", resumió Saglione a La Capital.

Sobre este punto, más allá de la declaración oficial, Saglione aclaró: "No es que las provincias hayan tomado posición sobre e tema de Ganancias, porque todavía no conocemos en detalle el proyecto, pero sí coincidimos en la necesidad de cuidar el impacto de la recaudación provincial".

"La idea es que así como nosotros cumplimos con la ley de responsabilidad fiscal, la Nación haga su parte y autorice el endeudamiento", añadió el ministro santafesino.

Respecto del aval de la Nación que Santa Fe necesita para tomar deuda, Saglione dijo que la "Nación quiere «ordenar el tráfico» de las cuatro provincias que están por salir a tomar deuda en el mercado internacional: Tierra del Fuego, Entre Ríos, Santa Fe y Buenos Aires. Esta última provincia es la tercera colocación que hará en el año. Nación cambió la mirada sobre el tema endeudamiento. Antes autorizaba sin mirar tanto porque se necesitaba el ingreso de dólares, ahora considera que hay que ser más cuidadoso. Hemos hecho un esfuerzo muy grande para estructurar esta colocación de deuda y no tenemos pensada una fuente alternativa de financiamiento.

Comentarios