la_region
Viernes 13 de Enero de 2017

Santa Fe está perdiendo 1,2 millón de litros de leche al día por la inundación

Así lo estimó el secretario de Lechería de la provincia, Pedro Morini, al analizar el impacto de las lluvias. Cuestionó el modelo agrícola

El gobierno provincial estimó que por las inundaciones Santa Fe está perdiendo 1,2 millón de litros diarios de leche. Así lo estimó el secretario de Lechería, Pedro Morini, al graficar la situación de los tambos, quien además adelantó que desde la provincia evalúan "un plan integral para evitar que las consecuencias sean aún más extremas".

Las precipitaciones que afectaron a gran parte del territorio provincial trajeron como consecuencia una merma significativa de la producción lechera y el cierre de tambos, sobre todo porque en los departamentos más perjudicados se asienta el corazón de la cuenca lechera.

"A final del año pasado estábamos ordeñando 6,2 millones de litros de leche diario y ahora estamos en 5 millones. Por lo tanto, estamos perdiendo más de 1,2 millones de litros diario", calculó Morini.

En cuanto a la cantidad de agua que hay en los campos dijo que "en Córdoba hay más agua que en el mes de abril —cuando ocurrió la anterior crisis hídrica—, y en la provincia de Santa Fe, Pueblo Marini, Vila, Ramona y Coronel Fraga van a tener agua por varios días, por lo que muchos tambos no están produciendo ni un litro".

Consultado sobre los tambos de las localidades que ya sufrieron dos inundaciones seguidas en menos de un año, el secretario de Lechería indicó que "cuando se vaya el agua veremos cómo recuperamos a estos productores", y dijo estar "convencido que con más canales no solucionamos esta crisis hídrica".

Modelo en crisis

Morini añadió que "muchos campos cordobeses que se dedicaban a la ganadería se transformaron en zona agrícola. Esto implica que el agua corre con mucha más velocidad; cambió el balance hídrico. Por ejemplo, si un productor hace soja y trigo el campo puede absorber 1.200 milímetros, ahora, si sólo haces soja, como ocurrió en los últimos años, te sobran 500 ". A lo que Morini cerró, a modo de balance, "algo mal hemos hecho desde lo agronómico".

Por su parte, el subsecretario de Lechería de la Nación, Alejandro Sanmartino, evaluó como "muy preocupante" la situación de la cuenca lechera de Córdoba y Santa Fe, donde las condiciones climáticas adversas causan a diario unas pérdidas del orden del 20 por ciento de la producción.

"Desde el 25 de diciembre que llueve y el pronóstico no es muy bueno, es frustrante lo que está ocurriendo. Veníamos en 2016 con todo un trabajo en el ordenamiento de la cadena y satisfaciendo las demandas" de los productores, dijo.

"Cuando teníamos para el 2017 una agenda apuntando más a lo productivo y de más oportunidades, el fenómeno climático nos obligó a un paréntesis para empezar nuevamente a trabajar en las urgencias", agregó el funcionario nacional.

Sanmartino precisó que las lluvias afectaron particularmente a los tambos ubicados en los departamentos San Justo (Córdoba); Castellanos y Las Colonias (Santa Fe).

Resaltó que desde el organismo nacional se trabaja con las provincias y los municipios para tratar de ayudar a los tambos que están más complicados, si bien "toda herramienta de ayuda de emergencia es un paliativo".

"Lo que hay que hacer es trabajar un programa de sistematización de canalizaciones interprovincial" del canal Vila-Cululú, una traza que cruza la cuenca lechera de Córdoba y Santa Fe y que "desde hace 30 años no se tocan", puntualizó.

"Tenemos que trabajar en obras de infraestructura con soluciones a largo plazo, porque lo que ha pasado aquí es recurrente, venimos con más de tres años de problemas climáticos y si no tenemos una solución estructural no hay política agropecuaria que sirva", advirtió Sanmartino, quien dijo que problemas similares se padecen en Entre Ríos y la zona de General Villegas, en la provincia de Buenos Aires.

El Inta intenta armar una red

La agencia del Inta con sede en Brinkmann, localidad de la provincia de Córdoba, 60 kilómetros al oeste de Sunchales, está armando una base de datos para cruzar a quienes necesitan tierras para poder sacar los animales de las zonas anegadas con quienes las pueden prestar o alquilar. El mensaje circula por Whatsapp y redes sociales, y constituye una muestra de la crítica situación. "Lo que estamos haciendo es armar una base de datos de gente que actualmente tenga campos con hacienda o pasturas para hospedar otros animales; y del otro lado, todas las personas que necesitan sacarlos de sus tambos, para cruzarlos y que puedan contactarse", indicaron.

Marcela Leiva, técnica de esa agencia experimental, indicó que "los tambos de la zona producen alrededor de 2.500 litros de leche diarios, y emplean a entre cinco y 10 personas de manera directa, además del impacto indirecto en el resto de las actividades, y cada uno tiene entre 150 y 180 vacas en ordeñe".

En el organismo estiman que el 25 por ciento de los tambos están anegados y hay unos 20.000 animales en riesgo. Reportaron que los campos en condiciones son los de Suardi y San Guillermo, en Santa Fe, y de Morteros, La Para, La Paquita, Marull y Altos de Chipión, en Córdoba.

"Hay tambos en condiciones de absorber parte de la mano de obra y de las vacas, pero el impacto sobre la población será grande", apuntó Leiva, quien señaló que "el traslado es siempre el último recurso por el estrés que les genera a los animales. Una situación parecida se vivió en el otoño pasado, cuando muchas vacas terminaron en frigoríficos".

Para colmo, recordó que "las expectativas no son positivas porque la temporada de lluvias no comenzó", aunque aclaró que "la producción de leche no va a caer de manera significativa, porque las vacas se reubicarán en la cuenca, habrá igual producción, pero en unidades más concentradas".

Distribuyen fondos y materiales a localidades

El gobierno santafesino destinó recursos a localidades del departamento General López para paliar consecuencias de la emergencia hídrica. Se trata de la comuna de María Teresa, que recibió la suma de 400 mil pesos, y el municipio de Villa Cañás, al que le fue otorgado 180 mil.
   "Estos fondos se agregan al trabajo que el gobierno provincial está realizando desde que se inició la emergencia climática", explicó el coordinador de la Región 5, Diego Milardovich.
   La acción se desarrolla en forma coordinada entre la Secretaría de Protección Civil y los ministerios de Desarrollo Social, de Salud, y de Infraestructura, conjuntamente con los gobiernos locales. Estos fondos pertenecen al 5 por ciento previsto en la ley de Obras Menores.
   A ello se suma que también la Municipalidad de Firmat recibió del gobierno provincial poco más de un millón de pesos proveniente de mismo fondo para ser afectado a gastos corrientes. Un aporte similar de 600.923 pesos recaló en la comuna de Sancti Spíritu.
   Por otra parte la provincia asistió con materiales a la localidad de Fuentes para hacer frente a daños causados por la granizada en el casco urbano y que afectó a varias familias. El Ministerio de Desarrollo Social destinó a esa localidad del departamento San Lorenzo chapas, colchones, frazadas, nylon negro, cloro y detergente, al tiempo que la comuna complementó la ayuda con el aporte propio de membrana asfáltica para reparar los techos averiados por la pedrada.

Comentarios