Economía
Jueves 14 de Julio de 2016

Sancionan ley pyme y estímulos a autopartes

El Senado convirtió ayer en ley los proyectos de promoción del autopartismo y de fomento a las pymes.

El Senado convirtió ayer en ley los proyectos de promoción del autopartismo y de fomento a las pymes.

Las dos iniciativas, y una tercera vinculada a la extensión de los beneficios para fabricantes de maquinaria agrícola auto impulsada para maquinaria de arrastre, fueron aprobadas, en una sola votación, tanto en general y particular, por unanimidad de los 54 senadores presentes en el debate, que superó las cuatro horas de duración.

Si bien el respaldo fue unánime, desde las filas opositoras como la bancada PJ-FpV hubo referencias a los problemas que ocasionan a la industria nacional, sobre todo a las pymes, "la devaluación y los tarifazos" en materia energética realizados en los últimos meses, y hasta se recordó el veto presidencial a la ley de desempleo impulsada en su momento por los cinco centrales sindicales.

El proyecto de Desarrollo y Fortalecimiento del Autopartismo establece el reintegro de lo que una terminal automotriz invierta en la compra de autopartes nacionales, mediante un bono que servirá para cancelar cualquier impuesto nacional, y establece un tabla por la cual el reintegro parte del 4 por ciento (si el vehículo tiene el 20 por ciento de partes nacionales), llega al 10 por ciento (si el componente argentino alcanza al 30 por ciento) y asciende al 15 por ciento (cuando las piezas locales llegan al 40 por ciento).

La ley que crea el nuevo Régimen de Fomento de Inversiones para las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, implica la implementación de un sistema de asistencia e incentivos. Contempla, entre otras cosas, un incremento de los aportes del Estado en concepto de Repro (compensación de salarios para empresas en crisis), prevé beneficios para economías regionales, aumenta del 8 por ciento al 10 por ciento el porcentaje a desgravar del impuesto a las ganancias y elimina el impuesto a la ganancia presunta.

Maquinaria. En la misma votación, los senadores dieron media sanción a un proyecto complementario presentado por Omar Perotti, que extiende los beneficios de la normativa para maquinaria agrícola autopropulsada al sector que produce máquinas de arrastre o sin autopropulsión.

Aquellos fabricantes que integren un mínimo del 60 por ciento de componentes nacionales obtendrán un bono fiscal del 14 por ciento del precio total de la máquina en cuestión. Si la integración aumenta, el beneficio fiscal sube, progresivamente, hasta un 18 por ciento.

■□El beneficio fiscal suma puntos por exportación.

Comentarios