Información Gral
Miércoles 02 de Noviembre de 2016

Sanción a obra social por falta de asistencia

La Justicia condenó ayer a la obra social de Camioneros (Oschoca), el gremio de Hugo Moyano, a pagar una multa de más de 160 mil pesos por no haber prestado servicios de salud a un monotributista que había querido afiliarse a la entidad.

La Justicia condenó ayer a la obra social de Camioneros (Oschoca), el gremio de Hugo Moyano, a pagar una multa de más de 160 mil pesos por no haber prestado servicios de salud a un monotributista que había querido afiliarse a la entidad.

Según se desprende de la resolución, el fallo fue dictado por la Sala IV de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal, que resolvió rechazar un planteo de la Obra Social de Choferes de Camiones contra la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS).

Esa entidad había emitido el año pasado la resolución 657/15, que había aplicado a la obra social camionera una multa de 160.512,66 pesos, "equivalente a 42 veces el monto del haber mínimo de la jubilación ordinaria del régimen nacional de jubilaciones y pensiones para trabajadores en relación de dependencia vigente al momento del dictado del acto, con más los intereses devengados hasta su efectivización".

La decisión de los jueces Marcelo Duffy y Rogelio Vicenti se tomó porque la obra social "no cumplió con su obligación de afiliar al denunciante, quien se encontraba debidamente inscripto como monotributista y había expresamente elegido a dicha obra social mediante la presentación del formulario correspondiente", señala la resolución.

"Tal proceder es determinante de un incumplimiento de los deberes prestacionales a su cargo lo que constituye una infracción e impide la exoneración de la aplicación de las sanciones correspondientes", dijo la resolución.

El fallo destacó "el silencio" de la obra social "frente a las diversas intimaciones del organismo rector de la actividad" y rechazó los justificativos dados más tarde diciendo que no podían otorgar al monotributista las prestaciones solicitadas.

"El desvío de fondos para otorgar prestaciones de salud a los monotributistas resultaba contrario a las leyes 23.660 y 23.661 por obligar a la obra social a cumplir con una carga que no fue autorizada por sus afiliados", dijo la entidad dependiente de Moyano.

Y se añadió que "las obras sociales fueron creadas para otorgar prestaciones de la salud a los trabajadores de la actividad, por lo que obligarla a cumplir con un cometido distinto al de su creación violaba principios constitucionales".

Pero la Cámara no hizo lugar: "No es ocioso señalar que el hecho de que la obra social pertenezca a sus afiliados no es óbice para el cumplimiento del régimen establecido, ya que aquellas que se adhirieron al Sistema Nacional de Seguro de Salud creado por ley 23.661 deben adecuar sus prestaciones a las normas que se dicten (artículo 2º de la norma citada) y, por lo tanto, afiliar a las personas que se encuentran comprendidas dentro de los beneficiarios del sistema que, en el caso, ha sido ampliado a quienes pertenecen al Monotributo", se sostuvo.

Comentarios