Corrupción
Sábado 01 de Octubre de 2016

Sánchez anunció que dimitirá si el PSOE decide apoyar a Rajoy

El secretario general deslizó esa posibilidad si el comité partidario, que se reúne hoy, allana el camino para un gobierno del conservador PP.

El líder del Partido Socialista (PSOE) español, Pedro Sánchez, anunció ayer que dimitirá a su cargo si su partido decide hoy facilitar un gobierno del conservador Mariano Rajoy, un anuncio hecho dos días después de que la mitad de su cúpula intentara sacarlo del poder. La histórica formación, la segunda más importante de España, celebrará hoy un Comité Federal, el "parlamento", en el que participarán unos 300 miembros del partido que tendrán que decidir si quieren o no que el PSOE ofrezca su abstención al Partido Popular de Mariano Rajoy para que este pueda gobernar. "No podré administrar una decisión que no comparto", dijo el secretario, sugiriendo así que presentará su dimisión en el caso de que la mayoría de los dirigentes de su partido decida apoyar al actual presidente del gobierno en funciones. Si se decide esto, el partido pasará a estar "en manos de una gestora", dijo. La otra opción, que él defiende, es convocar unas elecciones internas a las que él mismo se presentará para lograr el apoyo de los militantes y poder seguir con su plan: "no" a Rajoy y sí a intentar un gobierno alternativo pactando con otros partidos. "Voy a defender que la puerta al voto de la militancia permanezca abierta para nunca más cerrarse", dijo.

   Esta fue la primera vez que Sánchez habló tras el «golpe» sufrido a manos de la mitad de su cúpula el pasado miércoles, cuando 17 miembros de la ejecutiva socialista dimitieron con el objetivo de hacerlo caer. Pretendían que el líder dejara la secretaría general y que una gestora los dirigiera. Sin embargo Sánchez se aferró al poder y, en base a los estatutos, se limitó a convocar al Comité Federal.

   Sánchez, al frente de la bancada socialista en el Parlamento (85 diputados), se opuso en todo momento a facilitarle el gobierno al conservador Partido Popular, que cuenta con 137 escaños, una mayoría insuficiente para sacar adelante la investidura de su líder, Rajoy. Sus detractores, como dijo ayer el diputado vasco Eduardo Madina, sostienen que "con 85 diputados no se puede gobernar", y que el sitio del PSOE "es la oposición".

Rechazo. El bando crítico reprocha a Pedro Sánchez su pretensión de explorar un gobierno alternativo con dos apoyos incómodos: el de Podemos, que aspira a desbancar al PSOE como primera fuerza de izquierdas española, y el de los nacionalistas catalanes, quienes exigen un referéndum de independencia rechazado de plano por el partido socialista. Igualmente le echan en cara a Sánchez que el partido haya cosechado los peores resultados electorales de su historia a nivel nacional, en diciembre y junio, y en Galicia y País Vasco, el pasado domingo.

   Rajoy guarda por ahora un mutismo absoluto, y espera salir beneficiado de la crisis para seguir en el poder, después de fracasar dos veces en su investidura como presidente del gobierno el 31 de agosto y el 2 de septiembre. Tras haber ganado las elecciones sin mayoría, Rajoy necesita el apoyo de varios diputados de la formación socialista para gobernar pero el líder Sánchez se niega a dárselos, con un duro discurso contra el conservador centrado en la corrupción. Voces del partido sugieren que se debería pasar a hacer una oposición útil y, por tanto, ceder al Partido Popular (PP) los diputados necesarios para que gobierne. Si España no tiene gobierno para el 31 de octubre, un día después se convocarán a unas nuevas elecciones.

Cara a cara. La reunión del Comité Federal en cualquier caso se anuncia movida, y según indicaron fuentes del partido, numerosos militantes preparan su desplazamiento a Madrid, en coche o tren, para apoyar a Sánchez. Los socialistas de Terrassa, una localidad catalana carcana a Barcelona, anunciaron que fletarán incluso autobuses para ir. Ante la creciente agitación, el propio partido emitió un comunicado en el que pidió a los militantes "evitar cualquier tipo de concentración" ante sus sedes, para que reine "la serenidad".

Comentarios