Información Gral
Domingo 14 de Agosto de 2016

Salamone, un experto en clonación que sorprende por sus logros

La idea de obtener órganos para trasplantar a los humanos a partir de los cerdos sonaría descabellada si no fuera formulada por el reconocido científico Daniel Salamone.

Veterinario de la Universidad de Buenos Aires, con maestría en Canadá y doctorado en la Universidad de Massachusetts (Estados Unidos), Salamone es un reconocido referente argentino en el campo de la clonación.

Líder del equipo científico que causó impacto esta semana por eliminar el gen de la vaca loca mediante una nueva técnica (denominada Crispr-cas9 o tijera genética), Salamone hace años que viene generando avances desde su laboratorio de la facultad de Agronomía.

Revistas científicas internacionales destacaron en las últimas horas que la técnica Crispr-cas9 descubierta por el argentino supone un notable avance "en el combate de una temida enfermedad" que amenaza a Europa, EEUU y otros lugares del planeta. Argentina es libre de la vaca loca, enfermedad neurológica degenerativa.

El laboratorio de Salamone, tras clonar en 2010 a los primeros caballos de la región, saltó a la fama el año pasado cuando logró la clonación del primer ejemplar de chita en el mundo. El chita, también conocido como guepardo, es el felino más veloz que habita sobre la superficie terrestre.

El trabajo lo hizo a partir de muestras de células de la piel de un ejemplar de chita del zoológico de Buenos Aires.

"Creo que la principal innovación de nuestro laboratorio es que le estamos dando la oportunidad a gente joven de tener acceso a tecnología de primera y conocimientos de última generación. Es gente con muchas ganas, con la que buscamos encarar proyectos en los que esté presente el matiz conservacionista", destacó en aquella oportunidad el científico.

"La preservación de especies implica miles de años de evolución", sostuvo.

"Por ejemplo, los anticuerpos que generan los camélidos sudamericanos (las llamas) podrían ser utilizados con fines terapéuticos en humanos. Incluso, desde una mirada antropocéntrica, la preservación de los ambientes junto a sus riquezas naturales es recomendable, en la medida en que todavía restan por descubrir misterios guardados en el genoma de cada especie", ilustró el experto.

Comentarios