Edición Impresa
Miércoles 20 de Marzo de 2013

Sabella, Scocco es argentino

Cuesta creer que Sabella no lo haya citado a Ignacio Scocco a la selección.

Cuesta creer que Sabella no lo haya citado a Ignacio Scocco a la selección. Por supuesto, en la comparación con la mayoría de los delanteros que están puede considerarse un escalón abajo, al menos  basándose en la jerarquía de los torneos en el que compiten cada uno. Pero se hace difícil de entender cuando el entrenador convoca, por ejemplo, a Franco Di Santo, o al lesionado Kun Agüero (que ya fue  desafectado) o hasta a Rodrigo Palacio, más allá de su muy buen momento en Inter. Pero haciendo foco solamente en Di Santo, Scocco gana por goleada. Es cierto que el mendocino, que no jugó nunca en el país en primera, interviene en la Premier League, pero su rol en Wigan no es descollante ni mucho menos y desde que está en Inglaterra su carrera no fue ascendente, sino al contrario. Lo compró  Chelsea, enseguida lo prestó a Blackburn y después lo vendió a Wigan. Scocco hizo un camino extraño: de Newell’s a México, luego a Grecia, a Emiratos Arabes y de regreso al Parque, donde volvió un  goleador mucho más completo. No estuvo en la elite europea y regresó más temprano que tarde, pero esos datos reflejan una realidad opuesta. El 9 leproso está en un nivel excelente en dos torneos tan competitivos como el  local y la Copa, y así lo mostró cuando sí jugó el amistoso con Brasil. Este era el momento. Lo bueno no hay que buscarlo siempre fronteras afuera.

 

Comentarios