Ovación
Martes 13 de Septiembre de 2016

Rugby: Hagan juego señores...

Cuatro equipos para tres lugares: Jockey, GER, Crai y Duendes buscarán el sábado las semifinales del Regional. Una ruleta.

Si a la mayoría de los equipos con chances de clasificar a las semifinales del Regional del Litoral le daban la opción de que Duendes no estuviera dentro de los cuatro hubieran firmado con los ojos cerrados, más allá de que el equipo del Fantasma tiene un andar muy irregular y está en plena etapa de recambio. Esa posibilidad la tuvieron el fin de semana ya que si Crai ganaba se cerraba una historia, pero no fue así. El que se impuso fue Duendes y ese triunfo no sólo generó incertidumbre en el resto de los aspirantes sino que abrió la puerta a un montón de variantes de cara a la definición.

En este contexto, la última fecha de la zona Campeonato será más decisiva que nunca, ya que de acuerdo a los resultados que se registren en la jornada se conocerán el resto de los semifinalistas. Para colmo, mucho de los aspirantes chocan entre sí: en las cuatro hectáreas de Fisherton, Jockey Club recibirá a Gimnasia y Esgrima; Duendes, en Las Delicias, hará lo propio con Estudiantes; mientras que Old Resian visitará a Crai.

Old Resian (1º, 15 puntos) ya está clasificado. Fue el que pateó el tablero, el invitado que nadie esperaba, la grata sorpresa. El piso para ingresar a las semifinales era de 15 puntos y el tricolor ya lo consiguió en la cuarta fecha, cuando venció a Jockey Club 12-9. Venció a Duendes y a Estudiantes y cayó ajustadamente ante GER en un día en el que factores externos, como la lluvia y el viento, influyeron más allá de que jugaron un mal partido. Tiene un equipo bastante equilibrado, con forwards que juegan muy bien al scrum y tres cuartos capaces de sorprender a cualquier equipo. En contra tiene la inestabilidad emocional que le da la juventud que tiene el plantel. Le puede ganar al mejor, pero también perder con el peor.

Jockey Club (2º, 14 puntos) venía con un andar tranquilo, con tres victorias en la misma cantidad de presentaciones que lo hacían un claro "candidato", pero la ajustada derrota ante Old Resian lo complicó un poco. Ahora se ve forzado a sacar al menos un punto bonus para lograr el objetivo y si no lo hace tiene que esperar que se den algunos resultados. Tiene equipo para hacer un buen papel, con delanteros batalladores, tres cuartos picantes y una pareja de medios que sabe imponer los ritmos del partido. En ataque puede hacer sufrir a cualquiera, pero a la hora de defender da algunas licencias que a veces la termina pagando.

GER (3º, 12 puntos) sufrió dos derrotas consecutivas en el arranque de la zona Campeonato que lo condicionaron desde el vamos. Pero reaccionó a tiempo y se recuperó. Venció a Old Resian y en la última fecha destrozó a Estudiantes de visitante. Viene el alza pero el sábado tendrá un difícil examen ante un equipo que lo conoce y mucho. GER todavía no alcanzó su techo y si se lo propone puede dar la sorpresa.

La solidez que tuvo Crai (4º, 11 puntos) en la primera parte no la mostró en la zona Campeonato. Le ganó a Gimnasia y a Estudiantes y perdió con Jockey Club y Duendes, resultados que lo condicionaron en la búsqueda de las semifinales.

Y si hablamos de "condicionados" hay que referirse a Duendes (5º, 10 puntos). Al múltiple campeón lo enterraron antes de tiempo pero como buen fantasma se las arregló para volver a meterse en la pelea. Arrancó perdiendo con Old Resian, le ganó con lo justo a GER y cayó ante Jockey en el clásico. La irregularidad lo estaba matando, pero la victoria del sábado ante Crai le dio una bocanada de aire fresco tanto desde el punto de vista emocional como desde los números. Está golpeado es cierto, pero su oficio e historia lo convierten siempre en un rival peligroso, de esos que ninguno quiere cruzarse. El sábado puede convertirse en semifinalista y de hacerlo más de uno maldecirá al Gitano que tuvo la chance de darle la estocada letal y lo dejó vivo.

Las cartas están ahora sobre la mesa. Cada uno sabe donde está parado y el sábado se conocerá el nombre de los semifinalistas. Los jugadores, los grandes protagonistas de esta definición, tienen como siempre la última palabra.

Comentarios