Ovación
Miércoles 21 de Septiembre de 2016

Rugby: Para evitar lesiones en el scrum

La UAR dispuso una serie de medidas para minimizar los riesgos en esa formación.

La Unión Argentina de Rugby (UAR) reguló la disputa del scrum a los efectos de minimizar los riesgos emergentes en esa formación.

Las normas son las siguientes:

1º) Los oficiales de juego (árbitro, asistentes y TMO -oficial de TV del partido-) deben involucrarse de modo permanente y directo en el control de los diferentes procesos de formación y finalización del scrum, con la premisa de seguridad por sobre cualquier otra circunstancia.

2º) Evitar en lo posible los reseteos de scrum, aplicando estrictamente las leyes de juego en vigencia.

3º) Considerar a los malos asimientos, empujes en ángulos incorrectos y posiciones de empuje incorrectas que puedan ocasionar colapsos, como juego sucio o peligroso, y definir al scrum como cuadrado y quieto antes de la orden de ingreso.

4º) Las infracciones mencionadas serán tomadas como acciones muy peligrosas y recibirán el tratamiento reglamentario correspondiente. No habrá advertencias a ningún jugador.

5º) Dentro de esta definición, autorizar a los referees asistentes y TMO, designados oficialmente, a informar al árbitro principal por los medios habituales.

6º) Autorizar en carácter de prueba experimental a los referees asistentes a colaborar con el árbitro principal en la detección de infracciones.

7º) El árbitro principal y el asistente deberán controlar que el desarme del scrum luego del silbato fuera controlado y seguro, evitando empujes posteriores.

8º) Aplicar este instructivo desde el inicio hasta la finalización del encuentro de modo permanente y consistente.

Comentarios