La ciudad
Domingo 28 de Agosto de 2016

Rostros que estarán en el Encuentro de Mujeres

Los rostros de las mujeres de El Enredo también estarán presentes en octubre en el 31º Encuentro Nacional de Mujeres, que tendrá a Rosario como sede. Será a través de los retratos que están bordando de ellas mismas, de sus compañeras, un trabajo que surge en esos encuentros de los miércoles donde el intercambio también pasa por la mirada. "Es un aspecto más artístico del proyecto y que no tiene que ver con hacer para vender, sino con poner en juego otras cuestiones centrales, como su propia identidad", cuenta Marina Gryciuk. Justamente las miradas, en un espacio físico como la Unidad Penitenciaria donde no existen los espejos, y donde las mujeres pasan meses y años sin verse reflejadas, ni siquiera en vidrios, porque tampoco los hay, son centrales en esta experiencia. "Es un proyecto que las lleva a mirarse entre compañeras para poder hacerlo, a ver cómo son, qué piel tienen y cómo son sus ojos, y sus detalles", agrega la diseñadora y artista graduada en la Facultad de Humanidades y Artes de la UNR. Y una vez más, se trata de una propuesta que buscará sacarlas del encierro y hacerlas ver, y esta vez la ocasión será el Encuentro Nacional de Mujeres, donde estarán presentes y participando simbólicamente a través de sus retratos.

Los rostros de las mujeres de El Enredo también estarán presentes en octubre en el 31º Encuentro Nacional de Mujeres, que tendrá a Rosario como sede. Será a través de los retratos que están bordando de ellas mismas, de sus compañeras, un trabajo que surge en esos encuentros de los miércoles donde el intercambio también pasa por la mirada. "Es un aspecto más artístico del proyecto y que no tiene que ver con hacer para vender, sino con poner en juego otras cuestiones centrales, como su propia identidad", cuenta Marina Gryciuk. Justamente las miradas, en un espacio físico como la Unidad Penitenciaria donde no existen los espejos, y donde las mujeres pasan meses y años sin verse reflejadas, ni siquiera en vidrios, porque tampoco los hay, son centrales en esta experiencia. "Es un proyecto que las lleva a mirarse entre compañeras para poder hacerlo, a ver cómo son, qué piel tienen y cómo son sus ojos, y sus detalles", agrega la diseñadora y artista graduada en la Facultad de Humanidades y Artes de la UNR. Y una vez más, se trata de una propuesta que buscará sacarlas del encierro y hacerlas ver, y esta vez la ocasión será el Encuentro Nacional de Mujeres, donde estarán presentes y participando simbólicamente a través de sus retratos.

Comentarios