La ciudad
Lunes 15 de Agosto de 2016

Rosario volvió a mostrarse como la "capital nacional de la historieta"

Con una masiva convocatoria finalizó ayer la 7ª convención CrackBangBoom. Unas 35 mil personas se sumaron a la propuesta

"¿A dónde va toda esa gente?", preguntaba una mujer sin despegar su vista de una pareja de chicos que cruzaban la avenida Belgrano vestidos como Harley Quinn y El Guason. La extraña pareja salida de los cómics de Marvel y protagonistas de la película Escuadrón Suicida era una de las tantas que ayer colmó gran parte del espacio público de la costa central, donde con un maratónico concurso de cosplay se cerró la 7ª convención de historietas CrackBangBoom. Un evento verdaderamente masivo que pone a Rosario en el centro de la escena comiquera del país: según calculan sus organizadores unas 35 mil personas recorrieron la exposición que se desarrolló en los galpones ribereños, en el Centro Cultural Fontanarrosa y en los centros municipales de distrito, entre otros escenarios.

"Cada año sumamos más público", asegura Eduardo Risso, un dibujante que trabajó para las principales editoriales extranjeras, obtuvo cuatro premios Eisner (algo así como un Oscar del cómic) y hace siete años se convirtió en el padre de la convención que durante cuatro días pone a Rosario en la agenda de editores, autores y fanáticos de las historietas de todo el país.

Está sentado en el hall del Centro de Expresiones Contemporáneas, suerte de sala de situación del evento. En una oficina cercana, el editor francés Olivier Jalabert (de Glenat, uno de los sellos más grandes de Francia) revisa las carpetas de proyectos que le acercan autores locales. Un trabajo importante: sólo el sábado recibió a cien personas.

cosplay2
<div>La Catrina, la mismísima muerte vestida de rojo.</div>
La Catrina, la mismísima muerte vestida de rojo.
cosplay3
De rodillas, un participante de la convención le pidió casamiento a su novia en pleno desfile.
De rodillas, un participante de la convención le pidió casamiento a su novia en pleno desfile.
cosplay4
Mini Batman, uno de los participantes del cosplay de niños.
Mini Batman, uno de los participantes del cosplay de niños.


De cualquier modo. Es que hay diferentes formas de recorrer la convención. Revisando las novedades en materia de publicaciones, pispeando cada uno de sus más de cien stands a la búsqueda de un souvenir, coleccionando fotos con los asistentes caracterizados como sus personajes preferidos o, carpeta en mano, a la caza de socios para un nuevo proyecto.

Risso destaca que ese fue el principal objetivo cuando se proyectó CrackBangBoom, "traccionar a la industria a creadores jóvenes". La convocatoria masiva llegó de la mano de las sucesivas ediciones.

—Con esta convención, muchos dicen que Rosario se ubica como la capital nacional del cómic. ¿Compartís la idea?

—Creo que CrackBangBoom es claramente la más importante a nivel regional. No compite con otras propuestas donde tenés cine, series, televisión y el cómic está relegado a una parte chiquita. Creo que si algo define a la CrackBangBoom es que se trata de una convención básicamente cultural, donde hay muestras de artistas, importantes autores invitados y además stands comerciales.

—¿Lo que pasa en la ciudad, durante el resto de los 361 días del año, acompaña bien esa distinción?

—No se si por su producción de cómics, pero sí por la cantidad de artistas importantes que tiene la ciudad. Ayer, por ejemplo, la revista Terminus recibió el premio a la mejor edición del año entre las revistas ómnibus (aquellas que incluyen cómics, géneros y autores diferentes). Terminus es una revista que se produce aquí y fue elegida, con el voto de sus pares, como la mejor a nivel nacional. Y nació como un fanzine en las primeras CrackBangBoom.

—¿Qué fue lo mejor de esta CrackBangBoom?

—Me gustó la muestra "De Tapas", que reúne originales de las portadas de historietas nacionales y puede pensarse como un recorrido muy interesante por la historia de la historieta nacional. Y siempre es bueno también el encuentro de colegas, porque hay pocos lugares donde los podés encontrar a todos juntos y Rosario es claramente un punto de reunión. Además me gusta confirmar que la convención sigue fiel a su estilo, porque todos los años procuramos sumar algo nuevo, siempre diferente y creo que lo logramos. Tratamos de sorprender con algo nuevo cada año y esa es una de las mejores cosas que tiene esta convención.

cosplay5
Mundos diferentes unidos por un rato.
Mundos diferentes unidos por un rato.


Comentarios