La ciudad
Jueves 19 de Mayo de 2016

Rosario tendrá su marcha de estudiantes en defensa de la educación pública el jueves 26

Se impulsó desde la masiva manifestación de estudiantes terciarios realizada ayer por la tarde por el centro rosarino.

Cientos de estudiantes terciarios reclamaron por condiciones dignas para aprender, edificios propios, el boleto estudiantil y la defensa de la educación pública. En una masiva manifestación resolvieron marchar el jueves que viene, a las 17, desde plaza San Martín hasta el Monumento. Voz en voz dieron testimonio de cómo aprenden en el nivel superior de la provincia de Santa Fe.
Según estimaron los propios organizadores, participaron de la manifestación unos 3 mil estudiantes. A medida que transcurrió la fría tarde, se sumaban alumnos de diferentes instituciones que obligaron a cortar las dos manos de Pellegrini, a la altura de Entre Ríos. Estuvieron presentes institutos de Rosario, Villa Gobernador Gálvez, Casilda, Fray Luis Belttrán y Villa Constitución.
Un micrófono abierto dejó paso a la voz de los alumnos de las distintas carreras. Marilina, del Olga Cossettini, celebró la masiva convocatoria y repudió a los directivos que se manejan "como patrones de estancia", además de resaltar la "precarización" en la que se estudia.
escuela01.jpg
Ailén del Iset 18 recordó que "faltan recursos". Puso el ejemplo de la carrera de fotografía donde no hay cámaras para aprender o de diseño equipacional y bibliotecología, donde carecen de programas digitales actualizados.
Matías del Normal 2 pidió condiciones dignas para que no pase lo del año pasado, cuando un alumno recibió una descarga eléctrica, "o como la semana pasada que se cayó parte del techo de la biblioteca".
"Nos merecemos un edificio digno, pisos aptos, sin agujeros", expresó un estudiante del profesorado de danzas Isabel Taboga.
Julián y Lucía del Instituto Galileo Galilei desnudaron otra realidad de los terciarios provinciales: la ausencia de planes reales. Contaron que la tecnicatura en gestión gastronómica lanzada el año pasado por la provincia no cumple con la carga horaria correspondiente: "Se lanzó la carrera pero sin cocina, sólo damos el 50 por ciento de la matrícula, el de la teoría". "Decimos sí a las carreras, no a la mentira de crearlas en un año electoral", exclamaron.
escuela02.jpg
Tobías del profesorado de música recordó que la demanda del instituto provincial por el edificio propio es histórica. Aprenden en un espacio alquilado que cada vez les resulta más chico.
"Con el aumento del boleto muchas compañeras dejaron de cursar. Me lo han contado llorando", compartió Narella del Instituto Houssay la triste realidad de las alumnas y alumnos que no pueden pagar el transporte. También recordó que los profesorados de esta institución se deben repartir en dos edificios.
Lucas del Normal 1 se solidarizó con todos los reclamos y sumó uno clave en la realidad de la educación superior: "Queremos que haya guarderías para que las madres puedan estudiar".
Otro alumno del Instituto 22 de Fray Luis Beltrán relató también los padeceres por la ausencia del propio edificio y recordó que una parte de las carreras se dictan en esa localidad y otra parte en San Lorenzo.
Un estudiante del Iset 18 pidió que la provincia genere un propio plan de becas para los terciarios. "Ya ni siquiera tenemos el plan Progresar que venía de Nación", advirtió.
escuela.jpg
Una buena delegación del Instituto N° 24 de Villa Gobernador Gálvez se unió al reclamo. Un alumno contó que son 1600 los estudiantes que aprenden repartidos "en cinco edificios diferentes". Incluyen tres profesorados y seis tecnicaturas. "No hay cargos de porteras ni de personal administrativo", sumó.
Desde el Isef 1, Tomás, recordó la movilización que hicieron hace dos meses hasta la puerta del Ministerio de Educación y los recibió "la ministra". "¿Saben lo que nos dijo? Que para hacer el reclamo por los problemas edilicios llenemos el formulario 870. Toda una ironía". En alusión al documento por el que se elevan las demandas al Ministerio.
Un alumno del Instituto Manuel Leiva de Casilda también recordó lo difícil que se hacía para muchos jóvenes mantener el pasaje diario, ya que a esa institución también asisten estudiantes de otras localidades vecinas como Pujato, Zavalla y Arequito.
A las voces de los jóvenes se sumaron los diferentes carteles donde se puntualizaban los reclamos y de las agrupaciones que conviven en estas instituciones. Al inicio hubo expresiones artísticas de los estudiantes de los proefsorados de danzas y música. No faltaron las alusiones al ajuste que se plantea desde la Nación para el nivel superior. "Quiero ser docente no esclavizarme en un McDonals como piensa Macri", decía un cartel de fondo amarillo sostenido por una joven.
Otro alumno recordó la intención del ministro de Educación y Deportes de la Nación, Esteban Bullrich, de cerrar institutos de formación docente. En alusión a las declaraciones realizadas por el funcionario en enero pasado cuando visitó Mendoza.
La concentración de ayer por la noche fue histórica, mayor a la que movilizó por 2009 a los estudiantes de los profesorados ante los cambios de los planes de estudio. El común de los reclamos estuvo en la necesidad de contar con edificios propios, condiciones dignas para aprender, para corregir los planes donde no se dan todas las materias, el boleto gratuito y el aumento del presupuesto para la educación superior. Y una irrestricta defensa de la enseñanza pública, además de apoyar la lucha docente de los universitarios.
Estuvieron presentes delegaciones de estudiantes de los Institutos Olga Cossettini,Galileo Galilei, de los Normales 1, 2 y 3, Iset 18, Isef 11, de Danzas, Iset 58, de Música, del IES 16 Houssay, de Teatro y Títeres, de Cine y Televisión, Iset 59, del Instituto 24 de Villa Gobernador Gálvez, del Manuel Leivas de Casilda, del 22 de Fray Luis Beltrán, de Villa Constitución, entre otros, además de las adhesiones de Amsafé Rosario, diputados y concejales y la APDH.

Comentarios