La ciudad
Jueves 18 de Agosto de 2016

"Rosario necesita al menos 80 móviles más y 160 policías extras"

Lo admitió el nuevo jefe de la Policía, José Luis Amaya, y destacó que sólo así se puede responder a las denuncias al 911

El flamante jefe de la policía de Santa Fe, José Luis Amaya, advirtió ayer que Rosario necesita al menos 80 patrulleros y 160 efectivos más para actuar ante las denuncias de delitos que radican los vecinos en el 911. "Hacen falta más móviles, sobre todo en una ciudad con una complejidad delictual tan marcada", afirmó el funcionario policial. Amaya ratificó la decisión del Ministerio de Seguridad de "seguir trabajando sobre las cuestiones operativas y en el trabajo del personal de calle, promoviendo mayor cantidad de operativos".

Esta semana Amaya quedó al frente de la policía en forma interina en reemplazo de Luis Bruschi, quien pidió licencia por cuestiones personales (ver página 4).

En sus primeras declaraciones públicas tras asumir en el cargo, Amaya dijo que la intención es "seguir trabajando sobre las cuestiones operativas y el trabajo del personal de calle, promoviendo mayor cantidad de operativos".

Y en ese sentido adelantó que "está en proceso la compra de nuevos patrulleros. No son vehículos comunes, que se los puede adquirir y pintarlos de patrulleros. Son vehículos que a través de un proceso licitatorio se los equipa con cámaras de video, enrejado de protección, y una capa de protección acrílica para poder mantener la limpieza del habitáculo".

Consultado sobre la compleja situación de inseguridad que se vive en Rosario, el jefe de la policía provincial señaló: "Hoy tenemos en Rosario no menos de 120 patrulleros circulando en la calle las 24 horas. En determinadas franjas horarias se ven más móviles", dijo a LT3.

"Si me pregunta si hacen falta más autos —continuó—digo que sí. Hacen falta más móviles, sobre todo en una ciudad con una complejidad delictual tan marcada", afirmó.

En ese sentido, Amaya remarcó que "lo que antes se dirimía a golpes de puño hoy se hace con un arma de fuego".

"Uno advierte el menosprecio a la vida humana, porque robar un celular y quitarle la vida a alguien por eso es inconcebible, pero es la realidad", agregó, en relación al crimen de Nahuel Ciarroca, el joven asesinado el lunes en zona sur en un violento asalto.

Al momento de cuantificar ese faltante de patrulleros en la ciudad, Amaya precisó: "De 120 móviles tendríamos que tener no menos de 200 en la ciudad, afectados a las distintas capas de patrullajes que se hacen a partir de los llamados que ingresan en forma diaria al 911".

Luego agregó que además de móviles, la Unidad Regional II de policía necesitaría incorporar más uniformados. "Si tomamos una dotación mínima de dos agentes por vehículo, diríamos que se necesitan unos 160 efectivos más aproximadamente", apuntó el ahora titular de la policía provincial .

Autopista a Córdoba. Más adelante aludió a la sucesión de hechos violentos ocurridos en la autopista a Córdoba, que generaron la decisión de la gobernación de colocar un alambrado en el inicio del enlace vial.

"Lamentablemente la delincuencia va cambiando, va mutando. Lo de la autopista es una de las tantas preocupaciones que tenemos", reconoció el responsable de la policía santafesina.

"En la autopista a Córdoba—siguió—tenemos tres móviles policiales. Y a pesar de eso, cada tanto hay robos, no en los lugares que tenemos apostado personal, porque (los delincuentes) se van moviendo, esperando que no haya presencia policial y aprovechan la oportunidad para delinquir".

Corrupción policial. Respecto a los hechos de corrupción policial, Amaya admitió que es "un tema que nos preocupa a todos". De todos modos, destacó que la institución policial "es de las pocas que se autodepura".

Al respecto, Amaya señaló que la fuerza pone "en conocimiento de los medios de comunicación los hechos irregulares. Y en esto colaboran mucho los vecinos denunciando presuntas situaciones ilícitas que advierten que luego son analizadas por Asuntos Internos, la Secretaría de Control policial y la propia Justicia".

Comentarios