Cartas de lectores
Viernes 14 de Octubre de 2016

Rosario fue literalmente arrasada

Mientras a los rosarinos nos preocupa la inseguridad, el gobierno financió un evento cuyas participantes nos agredieron a todos e incitaron a la violencia. Ataques incendiarios con bombas molotov, balas de plomo contra policías, palazos, botellazos y pedradas. Heridos, embate contra local de comidas, gente golpeada e insultada por motivos religiosos y sexuales. Actos provocativos a colectiveros, fachada de clínica de asistencia a la maternidad destrozada, exhibiciones obscenas ante menores, delitos de discriminación por motivo sexual y religioso, desastres en los colegios, decenas de vidrieras rotas, edificios públicos estropeados con bombas de pinturas y graffitis, más de medio millar de casas y negocios dañados con pintadas. Millares de frases incitando a la violencia extrema y a discriminar por sexo y religión. Se pudo leer: "Mata a los fetos", "muerte y destrucción a la humanidad", "matá a tu novio", "matate ya", "fuego a la civilización", "muerte a los machos", "matalos vos", "¡arderás!", "muerte a los policías", "si me mirás, te mato", "aborto a la humanidad", "muerte a los tipos", "matá al que te piropea", "matá machos, no animales", "tenés los días contados", "macho, vas a morir, no te tenemos miedo", "muerte a la yuta", "no quiero tu piropo quiero que te mueras, inmundo", "macho basura, te vamos a buscar", "basta de familia", "aborto a la familia", "carne es muerte", "empoderada mata galán", "machete al machote", "fuego a las cárceles", "la Iglesia va a arder", "el eje del mal es hetero", "abortemos en manada", "Dios es fraude", "monogamia igual a esclavitud", "Iglesia asesina", "hacete torta".

Muerte y más muerte. Amenazas. Odio contra la vida, la humanidad, la maternidad, la familia, la heterosexualidad, las instituciones, la feminidad, las religiones, contra todos. Eso es Mujeres Autoconvocadas y el resultado de un movimiento que, financiado por multimillonarios como Rockefeller, impulsan la ideología del aborto y de género, que odia el nacimiento de humanos. Eso es la cultura de la muerte y el aborto: odio y genocidio. Otra cosa, más que violencia y muerte no se puede esperar de quienes fomentan arrancar descuartizados del vientre materno a indefensos humanos, impidiéndoles proseguir su natural proceso de crecimiento y vida. Si no se respeta la vida humana nada será respetado.

Guillermo Omar Sosa

Comentarios