mas
Domingo 13 de Noviembre de 2016

"Rosario es una ciudad inclusiva"

Lo afirmó la psicóloga Flaviana García, una de las coordinadoras del encuentro que reunió a personas con discapacidad, familiares, funcionarios y terapeutas. El objetivo fue fomentar el protagonismo y la independencia de quienes tienen dificultades intelectuales

Lo afirmó la psicóloga Flaviana García, una de las coordinadoras del encuentro que reunió a personas con discapacidad, familiares, funcionarios y terapeutas. El objetivo fue fomentar el protagonismo y la independencia de quienes tienen dificultades intelectuales

Desde 2010, y cada dos años, Rosario es sede del Congreso Internacional de Discapacidad Intelectual. La cuarta edición se realizó el jueves y viernes con la participación de profesionales (nacionales y del extranjero), voluntarios, funcionarios y, sobre todo, personas con discapacidad, quienes fueron el verdadero centro del encuentro. Porque ese, justamente, es el objetivo de esta reunión: fomentar la independencia, la toma de decisiones y la libertad de quienes tienen discapacidad intelectual.

Para cumplir con ese desafío los primeros que tienen que ponerse en acción son quienes inciden en forma directa en la vida de estas personas. Pero es necesario que la sociedad toda se comprometa en este cambio.

Y aunque el camino a veces se parece a un laberinto, las cosas han mejorado en los últimos años, al punto de que la psicóloga Flaviana García, colaboradora de Fundación Afidi y supervisora de los Hogares Santa Cecilia, Los Amorinis y el centro de día San Teodoro, se anima a decir que Rosario es una ciudad inclusiva.

La experta comentó a Más cuáles han sido, y siguen siendo, las metas de este congreso, que fomenta a través de las ponencias, experiencias y debates la idea de una comunidad mucho más integradora. "Este encuentro es una inciativa de Afidi y de Itineris. La primera es una fundación que brinda ayuda, asistencia y apoyo a personas con discapacidad intelectual. Itineris es una ONG, sin fines de lucro, donde trabajan profesionales de la salud y la educación, personas con discapaciad intelectual, sus familiares y voluntarios. Ambas tienen objetivos comunes y algunos específicos, pero podemos decir que lo que intentan es que las personas con discapacidad intelectual tengan una mejor calidad de vida. ¿Cómo lo hacemos? Desarrollando mecanismos de articulación y cooperación entre áreas de salud y educación; fomentando la capacitación de recursos humanos; estimulando la participación familiar-comunitaria y posibilitando la inclusión social con una participación activa".

García agregó que, en el caso de Itineris, "hace 15 años que genera cambios en el imaginario social, desafiando los valores paternalistas y las creencias negativas y limitantes mantenidas hacia los adultos y los niños con discapacidad".

"Lo que se sostiene es la intención de que las personas con discapacidad pasen de un estado social y económico marginal, a ser protagonistas de sus vidas", comentó.

La inclusión real, que implica la participación de estas personas como ciudadanos con igualdad de oportunidades, es una tarea de todos los días "Debemos apuntar a que personas con discapacidad intelectual decidan cómo desean vivir su propia vida y que lo hagan en forma articulada con su comunidad", remarcó la profesional.

Tanto en esta última edición del congreso, como en las anteriores, "hemos tenido la satisfacción de ver que no somos pocos los que recorremos este camino con compromiso y convicción. Observar que diversos actores sociales siguen transformando la realidad, y comprobar que personas con discapacidad asumen también este compromiso con responsabilidad es muy gratificante", dijo la psicóloga, que participó como coordinadora y expositora en algunas de las charlas que se desarrollaron durante dos jornadas en el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa.

¿Qué han aportado los distintos participantes? ¿Es posible arribar a determinados acuerdos? "Sin dudas. Acá se suman experiencias, inquietudes y también hay propuestas. Estos congresos permiten seguir tejiendo redes que amplían de manera significativa las posibilidades de las personas con discapacidad intelectual. Permiten también difundir las investigaciones científicas, los marcos teóricos transformadores y las prácticas de avanzada del campo de la discapacidad intelectual en América Latina".

García consideró que —aunque es necesario seguir trabajando y profundizando esta mirada integradora— "Rosario es una ciudad inclusiva". Y agregó: "Los rosarinos, en su gran mayoría, son cooperativos y solidarios. Las personas con discapacidad tienen la posibilidad de desarrollarse; hay muchas instituciones, organizaciones y equipos absolutamente competentes que trabajan para esto".

"A nivel general, en la Argentina, uno de los temas que más resuenan es el de la accesibilidad, porque aún existen barreras en ese punto. Es algo a corregir en el corto plazo", destacó.

La psicóloga —que supervisa instituciones locales que congregan a más de 350 niños, adolescentes, jóvenes y adultos con retraso mental y en algunos casos con otras discapacidades asociadas— hizo además un análisis sobre las cuestiones pendientes: "Si tengo que decir en qué fallamos, creo que nos falta crear acuerdos que permitan respetar los derechos, porque está claro que ya fueron reconocidos a través de una Convención, que tiene su protocolo facultativo en la ley 26378 pero falta un largo camino todavía, que seguramente forma parte de este proceso de transformación social".

Para la profesional las revoluciones y las evoluciones no son espontáneas. "Implican un trabajo a mediano y a largo plazo, entre muchas personas, con distintos intereses y puntos de partida, que toleran sus incertidumbres, que piden ayuda, colaboran y confían. Para las personas con discapacidad intelectual los cambios pueden ser verdaderas revoluciones; para las instituciones, los cambios pueden ser producto de un proceso coordinado y deliberado de evolución. Por eso es que nos reunimos cada dos años para compartir las historias de esas transformaciones".

García dijo que en el congreso que finalizó el viernes en Rosario "las entidades que lo organizamos renovamos el desafío de generar encuentros entre familias, expertos, profesionales, personas con discapacidad, funcionarios públicos y toda la comunidad. Cada actor social puede mostrar (como sucedió una vez más en estos días) un antes y un después. Los espacios del congreso estuvieron diseñados para que la palabra de cada uno pueda ser valorada. La participación y el protagonismo compartidos son nuestros valores".

RIGHT_INDENT_TABFlorencia O´Keeffe

Comentarios