Edición Impresa
Viernes 07 de Diciembre de 2007

Rosario Digital

Mientras se debate el Código Urbano que fijará topes y también libertades en la construcción, una muestra de fotos sobre una ciudad lejana se exhibe en el Museo de la Ciudad y el Centro Cultural Bernardino Rivadavia...

Mientras se debate el Código Urbano que fijará topes y también libertades en la construcción, una muestra de fotos sobre una ciudad lejana se exhibe en el Museo de la Ciudad y el Centro Cultural Bernardino Rivadavia. A través de las imágenes expuestas puede verse cómo era esa ciudad que dos reporteros gráficos capturaron entre 1930 y principios de los 60. Cómo eran sus calles, sus edificios, su gente, el transporte, los comercios, y también sus sucesos: los baches de siempre, el fútbol y sus hinchas, sus políticos. En silencio, mientras tanto, italianos, franceses, libaneses, griegos, judíos o españoles intentaban construir sus casas. Hoy, muchas de ellas, como aquella ciudad, son sólo el recuerdo que disparan las maravillosas fotografías de Joaquín Chiavazza y Blas Persio. Entonces bien vale una pregunta, cómo será mirada, dentro de unas cuántas décadas, la ciudad que hoy construyen los rosarinos. Más allá de la inmediatez de constructores, vecinos y funcionarios en pugna no estaría mal construir, mientras tanto, la ciudad de ese futuro en una plataforma de internet, tal cual la web ofrece hoy. Como aquel plan regulador de la década del 50, hoy podría reproducirse la experiencia en lo virtual como un compromiso real. Y mientras tanto capturar imágenes, como una forma de reterner la ciudad en retirada. ¿Se podrá?

Comentarios