La ciudad
Martes 23 de Agosto de 2016

Rosario afina una estrategia local para enfrentar el cambio climático

El fenómeno de El Niño vino acompañado de lluvias más fuertes que lo normal. La crecida del Paraná empeoró el escenario.

La recurrencia de eventos climáticos severos en la región, que mostró toda su magnitud durante los primeros seis meses del año con tormentas y lluvias muy intensas, obligaron a la ciudad a aceitar sus mecanismos de prevención y respuesta ante los inéditos desafíos que plantea el calentamiento global.

Las tormentas de febrero pasado y la crecida del río Paraná, que se enmarcaron dentro de un fenómeno más general como fue el Niño 15/16 (que estuvo entre los 4 más fuertes de los últimos 50 años) fueron una prueba en tiempo real del plan local de acción ante nuevos escenarios climáticos, prueba que según evaluaron funcionarios municipales pudo superarse con resultados favorables.

"El Niño fue un fenómeno muy anticipado al que decidimos enfrentar con un enfoque de resiliencia y no sólo de respuesta, y el resultado de eso fue que no tuvimos ni un sólo evacuado en la ciudad de Rosario", explicó Gonzalo Ratner, el subdirector de Defensa Civil de la Municipalidad durante una jornada sobre gestión de riesgos de desastres organizada ayer en las instalaciones del CEC.

Mapa de riesgo. Uno de los puntos fuertes de este plan fue la puesta a punto de un mapa de riesgos que permitió trabajar en las zonas más sensibles llevando información a los vecinos y elaborando medidas de contingencia para mitigar los riesgos climáticos.

Esto significó "bajar" información preventiva a los barrios, definir puntos de referencia en lugares vulnerables como la zona rural de Nuevo Alberdi, Empalme Graneros y algunas partes de Fisherton, y encarar pequeñas obras "realizables" antes de la llegada del Niño, fenómeno cuya intensidad trajo lluvias a la zona que sólo durante el mes de febrero fueron hasta cuatro veces más intensas que los promedios históricos.

El Mangrullo, en el sur de la ciudad, ocupó una atención especial, ya que la altura del río superó el nivel de evacuación, pero pudo evitarse que hubiera evacuados a través de medidas preventivas y de la reubicación temporal de las personas afectadas dentro del mismo barrio.

Ratner anticipó además que están terminando una red propia de estaciones meteorológicas en los distritos para contar con un sistema de alerta temprana que pueda ser consultado por los vecinos de diferentes partes de la ciudad con datos complementarios a los que brinda el Servicio Meteorológico.

Viene La Niña. Con El Niño terminado, en la actualidad el clima está en una etapa de transición con pronóstico de una Niña (tiempo seco) leve que comenzaría a sentirse en la región entrando la primavera.

Ratner explicó que los expertos hablan de un 50 a 60 por ciento de posibilidad de que ese escenario se cumpla, y subrayó que eso "no significa" que no pueda haber tormentas y lluvias fuertes en los próximos meses. Del evento también participaron Eduardo Madariaga (ministerio de Defensa de la Nación); Antonio Moyano (Protección Civil de Santa Fe); Cecilia Mijich (subsecretaria municipal de Ambiente) y Luz Stella, experta internacional e investigadora del Instituto de Estudios Ambientales de la Universidad Nacional de Colombia.

Comentarios