Ovación
Lunes 30 de Mayo de 2016

Roland Garros ardió con Gasquet

El francés se metió en cuartos y es el único local que sigue en carrera. También pasaron Albert Ramos, Wawrinka y Murray.

Hacía frío ayer en París, pero la cancha central de Roland Garros hirvió de júbilo al ver al fin al local Richard Gasquet entrar en los cuartos de final del abierto de Francia, tras vencer por 6/4, 6/2, 4/6 y 6/2 al japonés Kei Nishikori. El galo, quinto favorito, logró meterse en la ronda de los ocho mejores por primera vez en sus 13 participaciones en Roland Garros. El último de los 16 franceses que empezaron el cuadro masculino se tiró de espalda sobre el polvo de ladrillo cuando el nipón erró la derecha que le dio el triunfo que perseguía desde hacía mucho tiempo.

   La clasificación del talentoso jugador de 29 años fue un consuelo para los hinchas locales, que un día antes habían tenido que ver a su principal candidato, Jo-Wilfried Tsonga, abandonar por lesión en el primer set del partido ante el letón Ernests Gulbis.

   Aunque Gasquet había ganado los seis primeros encuentros que había disputado ante Nishikori (el último por abandono), la tendencia había cambiado precisamente este año, cuando el japonés derrotó al francés en Madrid y Roma, en ambos casos sin ceder un set.

   Sin embargo, la gran sorpresa de esta edición del abierto parisino es el español Albert Ramos, quien ayer derrotó a Milos Raonic, octavo favorito, 6/2, 6/4 y 6/4.

   El zurdo español de 28 años mostró solidez e inteligencia en su juego para imponerse. Ramos, cabe destacar, planteó un partido típico de polvo de ladrillo desde el inicio, con largos peloteos y buscándole el revés a Raonic, quien además llegaba con algunos problemas físicos. El español tomó el control y también supo responder con autoridad al intento del canadiense de pasar a jugar puntos más cortos. "Había perdido cuatro veces seguidas aquí, por lo que estoy muy contento, jugué un gran partido. Pienso que el día nublado me ayudó porque hizo la cancha más lenta y me ayudó con el resto a parar su golpe más efectivo (el saque)", explicó Ramos.

   Hasta ahora el gran momento de su carrera había sido la victoria ante Federer, el año pasado en Shanghai. El español siguió su espectacular camino en el torneo en la Suzanne Lenglen con un temple impropio de un jugador que no está acostumbrado a los grandes escenarios. El próximo rival de Ramos, quien nunca había superado la segunda ronda de un Grand Slam hasta ayer, será el suizo Stan Wawrinka, campeón defensor del título.

   Wawrinka doblegó al serbio Viktor Troicki, por 7/6, 6/7, 6/3 y 6/2. La Philippe Chatrier fue testigo de otra buena actuación de Stan Wawrinka. El último campeón, cuarto del ránking ATP, volvió a mostrar un paso ascendente en esta edición 2016 de Roland Garros y sacó en cuatro sets a Troicki, en un partido que terminó algo desdibujado por algunos problemas físicos que sufrió el serbio en el cierre del tercer set. El suizo mostró autoridad, jerarquía y dio otro paso con firmeza en París.

   Otro de los que accedió a la siguiente ronda es el británico Andy Murray. El número dos del mundo dio otro paso en la capital francesa y está en cuartos de final. Logró el cometido al superar al estadounidense John Isner por 7/6 (11/9), 6/4 y 6/3, que llegaba hasta aquí con mucho mérito, teniendo en cuenta su poca adaptabilidad a la superficie y unas molestias de rodilla. Pese a la interrupción por la lluvia, el número dos del mundo mantuvo la concentración y resolvió de nuevo el partido en tres sets.

   Hoy, Nole Djokovic se topa con el español Roberto Bautista, por un lugar en cuartos de final. Además, choque atrapante entre David Ferrer y Tomas Berdych.

Comentarios