Policiales
Viernes 13 de Mayo de 2016

Robo a mano armada en un local de avenida San Martín

Fue el mediodía de ayer en una regalería que abrió sus puertas hace poco más de una semana. Le llevaron un poco de dinero y pertenencias.

El mediodía de ayer la zona de avenida San Martín al 5100 se convulsionó por la presencia de varios móviles policiales y efectivos de la Policía Motorizada. Alrededor de las 12 un hombre presumiblemente armado ingresó a un local de venta de regalos y, tras amenazar a los dueños del lugar, les robó mil pesos y huyó del local corriendo.

Entre las 11 y las 11.30 distintos comerciantes de San Martín al 5100, una de las zonas comerciales de la extensa avenida de zona sur, observaron a cuatro personas que les llamaron la atención. La empleada de uno de los comercios dijo que: "Eran unos cuatro pibes jovencitos, muy bien vestidos con ropa de marca pero todos con gorrita y algunos con capuchas en la cabeza. Los cuatro andaban en motitos de baja cilindrada. Los vimos y entre los que trabajamos por acá ya sabemos de que se trata, así que estábamos alertas y más de uno cerró la puerta del negocio", afirmó.

Minutos después un muchacho joven y robusto entró al comercio "Green Gift", de San Martín 5115, y le mostró un arma de fuego a la persona que atendía el local, tras lo cual le exigió dinero y sus pertenencias y huyó.

A los pocos minutos llegaron al lugar varios móviles policiales y lograron detener a dos personas, pero según comentaron vecinos de la zona "los que detuvieron no eran los ladrones, el grandote se fue corriendo del lugar y no lo agarraron".

Otro comerciante comentó que "el negocio de regalería asaltado hace muy poco que está, no sé si llega a una semana. Lo atiende una pareja y me dijeron que les sacaron cerca de mil pesos". Y agregó que "la zona está imposible; las motitos se suben a la vereda, te arrebatan lo que tengas y la peor hora es entre las 12 y las 15".

Otra mujer, que atiende una pilchería en las inmediaciones, aseguró que los comerciantes ya no saben qué hacer. "Siempre nos estamos cuidando entre nosotros. No se ve un policía caminando ni tampoco mucho patrullaje. A estos chicos de la regalería creo que no los lastimaron, pero una tiene que cuidarse. A veces no dan ganas ni de abrir la puerta del local y si se acerca alguien que te da desconfianza conviene no atenderlo". La tarde de ayer la regalería tenía las puertas cerradas y la denuncia era tramitada en la seccional 11ª.

Comentarios