La ciudad
Viernes 02 de Septiembre de 2016

Robo a mano armada en la escuela de Montaldo

A las 6.45, tres delincuentes apuntaron a las porteras y se llevaron un equipo de audio del colegio fundado por el sacerdote

Con oportunismo y al comienzo de la mañana, tres delincuentes armados aprovecharon el ingreso de los alumnos de una escuela del barrio Ludueña y se llevaron el equipo de audio que utilizan para cantar el Himno Nacional y dar los buenos días a la comunidad educativa. El robo tuvo lugar a las 6.45 de ayer y previo al inicio de clases en la institución ubicada en Humberto Primo al 5300, donde funciona la primaria Luisa Mora de Olguín, la secundaria Don Bosco y la Escuela Orquesta.

"La verdad, nunca nos imaginamos algo así. Siempre esperamos a los alumnos en la puerta. Se atravesó un límite que no existía; que hayan ingresado nos dolió mucho", resumió el director de la secudaria Raúl Pederzoli a LaCapital.

El hecho ocurrió a las 6.45, minutos antes del ingreso de los alumnos secundarios, a las 7.10. Al momento del atraco se encontraban dos porteras, dos preceptoras y cuatro alumnos. Sobre el portón de ingreso de la Don Bosco, tres personas armadas se colaron detrás de un alumno. Le apuntaron a una de las porteras y redujeron al resto del personal. Además de sustraerle las pertenencias a las no docentes, fueron hasta la secretaría del edificio y se llevaron el equipo de audio, usado para los actos y protocolo escolar.

Salvavidas. "Quisieron llevarse un televisor, pero como era muy pesado no pudieron", apuntó el director de la escuela Nº 3.127. El barrio vio crecer todas las acciones educativas, sociales y humanitarias del padre Edgardo Montaldo; mentor de las instituciones que hoy son un "salvavidas" para chicos en riesgo social.

Por eso, llamó la atención el robo de ayer. No por la inseguridad del entorno (de hecho el miércoles le robaron a una maestra en las inmediaciones, y estas situaciones son casi cotidianas en la zona), sino por el respeto que imponía la institución educativa.

"Dentro de la escuela nunca había pasado. Se atravesó una frontera. Tendremos que adaptarnos a los tiempos que estamos atravesando", comentó con un dejo de angustia Pederzoli al referirse a la irrupción en el edificio de Humberto Primo y Camilo Aldao.

Llamado. El caso de ayer fue rápido y casi inadvertido. Recién, tras las repercusiones públicas, se comunicaron con la comunidad docente desde el Ministerio de Educación para ponerse a disposición.

De ahora en más, los responsables de las dos escuelas tendrán que tomar precuaciones. "Las que se puedan y por prevención para los chicos", agregó Pederzoli.

A la secundaria asisten diariamente 180 alumnos, mientras que a la primaria concurren unos 350 alumnos. Pero se estima que a diario transitan por allí unos 1.500 pibes para hacer múltiples actividades.

Pese a la angustia y algunos problemas que produjo el robo, las clases comenzaron y se desarrollaron con normalidad. La escuela primaria 1.027 Luisa Mora de Olguín, fue fundada por el padre Edgardo Montaldo.

Comentarios