Policiales
Viernes 22 de Julio de 2016

Robó, chocó a un taxista y después se fugó de la 2ª

Un joven de 19 años que cuenta con antecedentes por robos calificados huyó durante la madrugada del jueves de una celda en la seccional 2ª, de Paraguay y San Juan, en la que estaba alojado luego de haber sido retenido por un taxista y puesto tras las rejas acusado de arrebatarle la cartera a una mujer en la intersección de calles Italia y Mendoza.

Un joven de 19 años que cuenta con antecedentes por robos calificados huyó durante la madrugada del jueves de una celda en la seccional 2ª, de Paraguay y San Juan, en la que estaba alojado luego de haber sido retenido por un taxista y puesto tras las rejas acusado de arrebatarle la cartera a una mujer en la intersección de calles Italia y Mendoza.

El robo ocurrió el mediodía del miércoles cuando una mujer de 44 años que esperaba un colectivo en Mendoza e Italia fue atacada por dos ladrones en moto que, tras amenazarla, le robaron el teléfono celular y una cartera. Tras ello escaparon por Italia en contramano y al llegar a la intersección con 3 de Febrero colisionan con un taxi Fiat Siena al mando de Julio N., de 44 años. La primera versión que circuló indicaba que el taxista, al ver la situación de robo, prácticamente les tiró el auto encima a los ladrones que iban en una Motomel de 110 cc.

Sobre el asfalto quedó uno de los delincuentes, mientras el otro logró escapar a las corridas por calle Italia. Según testigos ocasionales, algunos transeúntes se acercaron hasta el ladrón caído para insultarlo y patearlo. Una vez que llegó la ambulancia se determinó que el joven ladrón, de 19 años, había sufrido excoriaciones en la cabeza y la rodilla izquierda, por lo que fue atendido en el lugar, arrestado y trasladado a la seccional 2ª de Paraguay al 1100.

Al ser detenido, el joven dijo llamarse Matías Gustavo Alonso, pero no pudo comprobar su identidad porque no llevaba documentos. Tampoco dio una dirección exacta y sólo explicó que vivía en Córdoba y La Ribera, en el barrio Mangrullo de la zona sur de la ciudad. Al ser interrogado tampoco dio precisiones sobre su vida ni su ocupación.

Con pedido de captura. Estas acciones llevada a cabo en la seccional no conformaron al fiscal de flagrancia Lucas Altare, quien ordenó que se lo identificara nuevamente y se comprobó que su nombre dado era falso y en realidad se llamaba Alejandro Gerónimo A., de 19 años y con un pedido de captura por incumplir una pena condicional a dos años de prisión por otro robo similar.

El muchacho fue alojado en una celda cercana al portón de salida de la seccional de San Juan y Paraguay y, al parecer, la puerta del recinto estaba en malas condiciones. Tanto es así que el imputado levantó una chapa y salió del precario calabozo para ganar el patio, trepar un portón y saltar a la calle en plena madrugada.

Al ser informado de la fuga, el fiscal de la Unidad de Flagrancia en turno, Lucas Altare, ordenó medidas para recapturarlo y solicitó además la intervención de la División Judiciales y de Asuntos Internos de la policía para iniciar una investigación que determine las responsabilidades de los agentes de guardia en el escape.

Comentarios