Policiales
Jueves 11 de Agosto de 2016

Roban la caja y a los clientes de un bar de la costanera norte

Fue la noche del martes, poco después de que sobre bulevar Rondeau los vecinos reclamaran mayor seguridad. Actuaron dos asaltantes

Cuatro horas después de que los vecinos de los barrios Alberdi y La Florida reclamaran por seguridad en bulevar Rondeau y Martín Fierro, en la zona norte de la ciudad, un bar ubicado a sólo siete cuadras de allí fue asaltado por dos ladrones en moto. "Todo duró dos minutos. Entraron a los gritos, revólveres en mano, y directamente comenzaron a robarle a los clientes. Después uno saltó el mostrador y me pedía «todos los de cien». Quería llevarse todo. Decí que afuera estaba una de las mozas atendiendo una mesa y al ver lo que sucedía todos salieron corriendo. Entonces (los maleantes) se asustaron y se fueron", explicó Yamila, encargada del lugar. La versión oficial indicó que minutos más tarde efectivos del Comando Radioeléctrico detuvieron en Machaín y Larrechea a dos jóvenes de 14 y 21 años que circulaban en una moto y quedaron como sospechosos del atraco que les reportó 3 mil pesos de la recaudación y dinero de los clientes.

El martes, poco antes de las 20, decenas de vecinos se congregaron en Rondeau y Martín Fierro y cortaron el tránsito del bulevar. "Nos reunimos por los hechos delictivos que hay permanentemente. Hubo ocho casos de entraderas en los últimos doce días además de los robos cotidianos. Pedimos presencia policial y de las autoridades. Estamos hartos de que en La Florida y Alberdi no haya patrulleros ni presencia policial. Estamos hartos", explicó Damián. Cuatro horas más tarde, el bar "La Maltería", en la avenida costanera Eudoro Carrasco al 3900 fue asaltado por dos muchachos de entre 20 y 25 años.

Adentro y afuera. "En ese momento había clientes en cuatro mesas, una de ellas afuera y una de las mozas estaba atendiendo esa mesa. Entonces dos muchachos armados entraron al local a los gritos". Así empezó el robo que le quedó grabada en las retinas a Yamila, la encargada del bar. Eran dos muchachos que empuñaban revólveres cromados y que trataban de ocultar sus rostros detrás de una "kufiya", el pañuelo palestino. Tenían entre 17 y 20 años y se dividieron las tareas. Uno fue con una mochila sobre la media docena de clientes que estaban adentro y el restante al mostrador. Afuera había otros dos comensales y una moza que estuvieron ajenos al hecho.

"Entraron gritando: «Todos al piso, todos al piso, no me mirés». Y comenzaron a sacarle a los clientes los celulares y las billeteras. El que vino hacia el mostrador saltó la barra como si fuera un gato y comenzó a pedirme los billetes de cien pesos. «Dame todos los de cien». Cuando estaban en eso, la moza y los clientes que estaban afuera se dieron cuenta de lo que pasaba y salieron a correr por la vereda. Uno de los ladrones vio eso y empezó a gritar: «Nos vamos, nos vamos». Y se fueron por miedo a que llamaran a la policía", recordó.

En moto. A los ladrones los esperaba una moto que sería una Yamaha YBR. Dos clientes que estaban en su auto salieron en su persecución. Los ladrones hicieron un rodeo y recalaron en las inmediaciones del ascensor de Costa Alta, ubicado a pocas cuadras de allí. "Fueron hacia Costa Alta y ahí se perdieron entre la gente que estaba en las motos. Los clientes llamaron al 911 y les indicaron a los policías hacia donde había ido la moto. Pero demoraron varios minutos en actuar y para cuando llegaron, los que estaban en motos se desbandaron", explicó Yamila. "A unos metros del bar la policía detuvo una moto con un pibe y una piba, pero les dijimos que no eran los ladrones y no nos hicieron caso", indicó la mujer.

La historia oficial indicó que, minutos después del robo a cuatro kilómetros de La Maltería, fueron detenidos por efectivos del Comando Radioeléctrico Elías A., de 21 años; y una adolescente de 14 años que iban en una Zanella 150. Según el parte oficial se les secuestró un revólver calibre 32 tipo lechucero y la motito que tenía su documentación en condiciones. El mayor de edad quedó a disposición de la Fiscalía de Flagrancia quien le imputará el robo calificado en La Maltería.

Comentarios