Edición Impresa
Lunes 14 de Abril de 2014

Ricoteros sí, ganado no

Otra vez, el Indio Solari lo hizo de nuevo. Convocó a una multitud de fans en un show y volvió a superar su propio récord.

Otra vez, el Indio Solari lo hizo de nuevo. Convocó a una multitud de fans en un show y volvió a superar su propio récord. Esta vez fueron casi 180.000 almas. Otra vez, sí, el éxito de concurrencia. Pero otra vez también el emblemático líder de Los Redonditos de Ricota volvió a exponer la humanidad de lo más preciado, su gente. Así como en Mendoza, el show anterior de Solari del pasado 14 de septiembre, se soportaron bajas temperaturas hasta límites excesivos; aquí, en Gualeguaychú, los pibes y familias enteras sufrieron largas horas observando el show totalmente embarrados y encima algunos tardaron casi tres horas a la salida para llegar a la trafic o el micro que los traería de regreso a casa. En Rosario, al menos, muchos jóvenes no fueron esperados por los choferes y se encontraron con la desagradable noticia que, embarrados, mojados y muertos de frío, tuvieron encima que volverse a dedo. Hay que decirlo: el Indio Solari es responsable de esta situación. Ya basta de romanticismo y mística ricotera. Es hora de que Solari pase de las palabras a los hechos y utilice la misma inteligencia que exhibe para componer sus crípticas canciones en coordinar mejores operativos para shows en los que concurre tanta gente. Es hora, además, de que haga 6 shows al año, en distintas provincias a lo largo y ancho del país, y no uno o dos, para que su público se amontone como ganado. Cuando en un recital la gente sufre, la música pasa a un segundo plano. Es tiempo que el Indio se acuerde más de la gente, que, en definitiva, es la misma que lo puso en el lugar de privilegio en el que está. Indio, esto es rock, no una guerra, y andá corriendo a ver qué escribe en tu pared la tribu de tu calle, que tus fans son ricoteros de ley, pero ya parecen vencedores vencidos.

Comentarios