Información Gral
Lunes 30 de Mayo de 2016

Revelan las causas que llevan a los gatos a correr el platito del que toman agua

Los comportamientos de las mascotas suelen llenar de interrogantes a sus dueños. En este caso un grupo de jóvenes investigó qué hacen los gatos cuando beben agua.

Las acciones de los animales siempre llaman la atención. En la convivencia con las mascotas a los dueños les surgen preguntas sobre las razones de los comportamientos ¿por qué duermen tanto? ¿Cuándo tienen miedo? ¿Por qué rechazan a algunas personas? ¿por qué no les gusta el agua? ¿por qué no mueven la cola si ven una torta de chocolate? ¿por qué trepan cortinas o se comen zapatillas?
Si bien no hay respuestas para todas esas preguntas, si hay un grupo de investigadores que logró determina por qué los gatos mueven los bebederos de los que toman agua.
Muchos dueños de felinos se sentirán identificados con esto ya que no importa dónde se coloque el plato o lo limpio que esté, porque de cualquier manera lo arrastrará por toda la superficie antes de sumergir su cabeza.
Y hay una razón perfectamente válida por la que lo hacen -no se trata sólo de manchar un poco el lugar-. La visión a corta distancia de los gatos es mucho más débil que su visión de larga distancia, entonces cuando están cerca de su plato de agua, no pueden distinguir el nivel del agua.
Con el fin de comprobar si hay agua, lo moverán para crear tensión o salpicaduras. Una vez que estén satisfechos sabiendo el nivel del agua, entonces podrán beberla.
Claro que también hay otras razones válidas por las que un gato puede chapotear en su recipiente de agua, según informó el portal Webvet.
-Simplemente porque están jugando. Si recibe poca estimulación, intentará buscarla en otros lados.
-Porque esperan que el agua se mueva. Esto sucede con los animales que beben regularmente de una canilla, por ende, esperarán que el agua "tome vida", aunque eso requiera darle un empujón al plato.
-Diferencias en el nivel de agua. Si éste cambia cada día, la mascota no querrá poner su rostro en el recipiente si el líquido supera la medida que esperaba. Así que algunos podrán salpicar y beber de sus patas o en el suelo.
-Es demasiado profundo. Un gato puede sentirse inseguro introduciendo la cabeza en lo desconocido por lo que derramará deliberadamente para tomar de la superficie del piso.
-El sabor del contenedor. Algunos felinos pueden sentir el sabor del plástico de su plato por lo que se recomienda usar metal o vidrio para que se adapte mejor a ellos.

Comentarios