Edición Impresa
Martes 07 de Junio de 2011

Reutemann y la lista de pedidos

Cristina Kirchner tiene entre ceja y ceja al titular de la Afip, Ricardo Echegaray. Es que en un exceso de kirchnerismo, semanas atrás no tuvo mejor idea que dar de baja del registro de operaciones de granos a Carlos Reutemann.

Cristina Kirchner tiene entre ceja y ceja al titular de la Afip, Ricardo Echegaray. Es que en un exceso de kirchnerismo, semanas atrás no tuvo mejor idea que dar de baja del registro de operaciones de granos a Carlos Reutemann. La medida fundamentada en un rigor reglamentarista por demoras en presentar declaraciones juradas, los priva de beneficios fiscales.La presidenta estalló porque justo en ese momento el gobierno venía negociando con Reutemann –fue en la previa a las internas de Santa Fe- y había logrado el silencio del senador y antes de eso su renuncia al Peronismo Federal y su paso al costado en la elección presidencial. Es mucho lo que le debe la Casa Rosada al ex gobernador. De hecho, Cristina recibiría esta semana a Reutemann para pedirle un último favor: que apoye a Agustín Rossi en su pelea por la Gobernación. O sea, deberá solicitarle otro favor político más al mismo senador que su jefe de la Afip persigue como al enemigo.

Hermes festejó sus 68 en la intimidad

El gobernador Hermes Binner sacó la política de la celebración de anteayer en Rosario de su 68 cumpleaños. Limitó el festejo a un almuerzo familiar durante cerca de dos horas en Posta 36, el salón de fiestas sobre costanera norte. Estuvieron sus cinco hijos y sus seis nietos, además de su esposa Silvana Codina. El gobernador invitó a muy pocos. Uno de los privilegiados fue el senador provincial Juan Carlos Zabalza, el presidente del bloque de diputados provinciales socialistas, Raúl Lamberto; y por supuesto su candidato a gobernador, Antonio Bonfatti. En cambio, la candidata socialista a la intendencia de Rosario, Mónica Fein, y el actual intendente, Miguel Lifschitz, estaban invitados pero no fueron por encontrarse de campaña en Córdoba a favor de Luis Juez. Tampoco asistió, también invitada, la diputada nacional Alicia Ciciliani, ausente por el cumpleaños de una de sus hijas. Binner no hizo mención al tema político y especificó que quería tomarse el cumpleaños como un respiro “en medio de este gran momento para el socialismo”.

Comentarios