Ovación
Jueves 23 de Junio de 2016

Reunión clave hoy por Donatti

Hoy puede ser el día D para Donatti. En una reunión que está pautada en Buenos Aires entre la dirigencia de Central y el representante del defensor se definiría la situación del futbolista: si se queda en Arroyito o finalmente emigra, lo más probable a Flamengo de Brasil, club con el que el zaguero ya tiene acordado de palabra los términos de un futuro contrato. Ayer fue una jornada de varias charlas, en las que no se llegó a ningún acuerdo, por eso el cónclave de hoy por la tarde.

Hoy puede ser el día D para Donatti. En una reunión que está pautada en Buenos Aires entre la dirigencia de Central y el representante del defensor se definiría la situación del futbolista: si se queda en Arroyito o finalmente emigra, lo más probable a Flamengo de Brasil, club con el que el zaguero ya tiene acordado de palabra los términos de un futuro contrato. Ayer fue una jornada de varias charlas, en las que no se llegó a ningún acuerdo, por eso el cónclave de hoy por la tarde.

Las partes se mantienen en sus posturas. Central está dispuesto a dejar salir al defensor solamente por la cláusula que figura en el contrato y del lado del futbolista hay un pedido de un "cambio de aire". Pero justamente el foco de atención se corrió hacia la cláusula de rescisión.

Martín Guastadisegno, representante de Donatti, sostiene que la cláusula de dos millones de dólares podría efectivizarse por la mitad (o un poco más) porque Donatti es precisamente el dueño de la mitad de su pase. Es la lectura que se hace del lado del defensor. Los dirigentes de Central, que hablaron con el Flaco el martes en la práctica, razonan de otra forma. Sostienen que esa lectura es equivocada y que el monto que figura en el contrato es el que debe ser abonado. En el medio, Flamengo también juega su papel, presionando con una oferta sobre la mesa, que ronda el 1,3 millón de dólares.

Ese 50 por ciento fue el que Central le ofreció comprarle a Donatti, además de extenderle el contrato y mejorarlo. Pero la respuesta del jugador fue negativa por esa intención de cerrar una transferencia.

Coudet jugó su carta fuerte el martes ("Es jugador del club y yo lo cuento", dijo). La dirigencia sostiene que no está en venta y que sólo se iría si algún club pone los dos millones de dólares de la cláusula. Y el futbolista se mantiene en la suya. Hasta ayer el acuerdo parecía lejos. En la reunión de hoy se espera, para bien o para mal, una resolución.

Comentarios