Información Gral
Lunes 22 de Agosto de 2016

Retiró la acusación luego de denunciar un abuso múltiple

Es la universitaria de 21 años que acusó de abuso sexual a cinco jóvenes, en un departamento de Recoleta. Cuatro videos habrían sido la clave

La estudiante universitaria de 21 años que había denunciado haber sido violada por cinco jóvenes en un departamento del barrio porteño de Recoleta desistió de continuar con la acción penal, luego de una audiencia en el Juzgado de Instrucción porteño N 29, a cargo del juez subrogante Marcelo Conlazo Zavalía, donde amplió su declaración.

"En virtud de una serie de contradicciones y por los cuatro videos que presenté como prueba, la joven optó por no instar la acción penal y desistir de la querella. Esta situación obedeció a una acusación confusa que demuestra la inocencia de mis asistidos", dijo al diario La Nación el abogado Rafael Cúneo Libarona.

En la audiencia, además del juez Conlazo Zavalía, de la denunciante, de su abogada Cecilia Lacay y Cúneo Libarona, estuvieron la fiscal Estela Andrades y una asesora psicológica.

"Si este caso hubiese ocurrido diez años atrás, todos los acusados estarían detenidos. Pero se pudo revertir por los videos que presentamos. Las pruebas más importantes de la defensa fueron las filmaciones", sostuvo Cúneo Libarona.

La denuncia. El caso tomó estado público la semana pasada cuando la joven, cuya identidad se mantiene a resguardo, denunció que fue golpeada y violada por varios jóvenes en un departamento de Recoleta, tras haber ido a bailar al local "GOA-La France", en Sarmiento al 1.600.

Según constaba en su denuncia, el ataque sexual ocurrió en un departamento de un edificio de Copérnico al 2.300, a pocos metros la embajada británica y del Ministerio de Seguridad de la Nación.

La chica dijo que se fue de la disco en un taxi con un joven y que cuando estaban desnudos tocaron el timbre y entraron cuatro muchachos más que querían obligarla a mantener relaciones sexuales sin su consentimiento, mientras que los imputados aseguraron que ella accedió por su voluntad.

"Primero dijo que se fue con un chico, después dijo que fueron cuatro. Primero dijo que no tuvo sexo, después que tuvo sexo consentido con dos. De no ser por los videos aportados, por la cordura del juzgado y la fiscalía, hoy los chicos estarían presos", dijo Cúneo Libarona.

Cuatro videos. Explicó que "luego de que el juez le exhibiera los cuatro videos aportados por la defensa, la chica se quebró, desistió de su acusación y desistió del rol de querellante".

El abogado de la joven, Fernando Soto, dijo que la decisión de la chica se dio luego de tener que dar explicaciones detalladas sobre su vida privada: "no quería sufrir más estigmatización".

"Se encontró mirando sus videos delante del juez, un asistente social, abogados, la mayoría hombres y se vio superada por esa situación. Estaba avergonzada y se sintió humillada, por eso optó por no continuar", afirmó.

Comentarios