Edición Impresa
Viernes 17 de Octubre de 2008

Resurrección

Dicen que el Changui Cáceres está más contento que perro con dos colas. Es que para desazón de quienes siempre lo critican, logró imponer a sus convencionales gracias al fallo de la Cámara Nacional Electoral, que convalidó lo actuado en la interna convocada por la UCR.

Dicen que el Changui Cáceres está más contento que perro con dos colas. Es que para desazón de quienes siempre lo critican, logró imponer a sus convencionales gracias al fallo de la Cámara Nacional Electoral, que convalidó lo actuado en la interna convocada por la UCR. Y encima logró sentar en la mesa chica de la conducción al dirigente cañadense Juan Carlos Abondancieri y a dos más en la mesa ampliada. Y ya todos dicen que el hombre volvió al ruedo para seguir haciendo ruido, y fuerte.

Fiesta mutualista

La Federación de Mutuales celebra 60 años de vida y sus directivos han prometido tirar la casa por la ventana. Por lo pronto, el presidente Rossetti, quien además ocupa un sillón en el directorio del Inaes, invitó a los festejos a dirigentes de todo el país. Distinguirán a mutualistas honorarios y también habrá un libro aniversario. Dicen que en el coqueto salón frente al río se presentarán apetitosas odaliscas, humor a lo Chiqui y otras sorpresas. Y a tono con los colores del arco iris que lleva la bandera del sector, asistirán representantes políticos de todos los palos. El anuncio central, se sabe, estará destinado a la construcción de la plaza del Mutualismo en Puerto Norte.

Comentarios