Edición Impresa
Viernes 08 de Julio de 2011

Resignación, silencio y repudio

Conocida la decisión de una mamá de retirar a sus hijos del Colegio Rosario, al enterarse que el ex ministro de la dictadura Ricardo Bruera sigue al frente del mismo, se conoció en la semana qué pensaba el Ministerio de Educación de Santa Fe, el gremio de los docentes privados (Sadop) y el representante legal de la escuela.

  • Germán Falo, director provincial de Enseñanza Privada: “No tenemos ninguna denuncia ni presentación formal, ni a través de los supervisores ni a través del Ministerio, hecho por la mamá. De todos modos, vamos a actuar de oficio, a ponernos en contacto con los actores del tema, a ubicar al representante legal y a los directivos como para escuchar cuál es su planteo en pos de esta denuncia pública que ha hecho la mamá. Nosotros entendemos que Ricardo Bruera es parte de una Asociación Civil, que es la propietaria de la escuela. Pero en lo que tiene que ver con el vínculo legal con la escuela y con el Ministerio de Educación, hay una persona, que es el representante legal, que no es Bruera, y hay un equipo directivo, por lo tanto interpretamos que él no tiene ningún tipo de incidencia directa en la escuela. No existe ningún antecedente judicial que le impida (a Bruera) integrar esa asociación. Es una escuela que tiene muchos años funcionando, autorizada por otras gestiones, y que nos lleva a hacer reflexiones un poco más profundas. Si es que el señor realmente es cuestionable, nos tendríamos que plantear como sociedad por qué hace tanto tiempo que está participando de esta asociación civil que ha fundado una escuela”.
  • Claudio Murcilli, representante legal del Colegio Rosario: La Capital lo contactó, pero luego de mostrarse molesto porque su nombre figuraba en el diario, indicó que no quería hacer declaraciones.
  • Martín Lucero, secretario general del Sadop: “La educación, en tanto bien público y social, no puede estar en manos de los cómplices civiles del proceso militar. Si dejamos que un ministro de Educación de la dictadura gestione una escuela, estamos vaciando de contenido el Nunca Más”.

Comentarios