Edición Impresa
Sábado 08 de Marzo de 2014

Residuos redituables

Ledesma encaró un proceso de reconversión de sus residuos e incluso los convirtió en algo redituable: sus ventas le dejaron más de 3 millones de pesos el último año.

"Ningún residuo sólido de Ledesma es derivado a puntos de disposición municipal", dice Ullivarri. La empresa cuenta con un predio de 1 hectárea, donde los residuos sólidos llegan en gran medida clasificados por el protocolo de recolección diferenciada que siguen los empleados de la empresa.

Cada mañana, se pasa a recoger los cestos de la planta, se realizan enfardados diferenciales y se clasifican otros materiales, como los provenientes de la maquinaria, para su venta posterior.

En el ejercicio 2012-2013, la empresa generaró 3.230 toneladas de residuos sólidos, un 12 por ciento menos que en el ejercicio anterior. Comercializó 2.860 toneladas, de las que el 51 por ciento fueron metálicos, el 32 por ciento celulósicos, el 9 por ciento maderas, el 4 por ciento plásticos y otro 4 por ciento de otros, cada grupo clasificado en subgrupos de acuerdo con la necesidad del futuro comprador.

Mientras le busca destino a otros residuos (como materiales eléctricos, tubos fluorescentes, máquinas hidráulicas), Ullivarri se propone demostrar las ventajas de la clasificación a las intendencias del lugar, de modo que puedan no solo sanear su medioambiente sino también encontrar una fuente de ingresos.

Comentarios