La ciudad
Viernes 15 de Julio de 2016

Rescate milagroso de un nene de 3 años que había quedado atrapado entre el hueco del ascensor y una pared

El rescate fue protagonizado esta noche por personal de Bomberos Zapadores de un edificio de Chacabuco al 1300. El chico había quedado entre el piso 17 y 18

Un niño de 3 años que había quedado atrapado esta tardecita entre el hueco de un ascensor y la pared, entre el piso 17 y 18, fue rescatado por personal de Bomberos Voluntarios, en un edificio de Chacabuco al 1300 de nuestra ciudad. Al margen del lógico susto por el que pasó el niño y del temor que sintió la madre, el nene fue sacado milagrosamente sano y salvo y solo tenía un golpe en la cabeza y otro en la cadera, según la primera revisión realizada por los bomberos en el lugar.
Todo comenzó alrededor de las 18.50 cuando un llamado al cuartel de bomberos los alertó de que un niño había quedado atrapado entre el hueco del ascensor y la pared, entre los pisos 17 y 18 del inmueble de Chacabuco 1302.
Según las primeras informaciones, el menor habría aprovechado un momento de distracción de la familia, se metió en el ascensor en el piso 18 y al tocar los botones este se abrió en medio de los pisos 17 y 18 y el nene se cayó, por lo que quedó atascado entre la base del hueco del ascensor y la pared, según contaron testigos del hecho.
"Cuando llegamos al lugar y vimos dónde estaba el chico intentamos rescatarlo por el techo del ascensor, pero no se pudo", relató a La Capital el oficial Rafael Santa Cruz de Bomberos Zapadores, quien trabajó junto a otros tres compañeros en el rescate.
"El nene estaba muy asustado, estaba en un lugar oscuro y cerrado y con gente gritando cerca", sentenció el bombero.
Como no pudieron rescatarlo por arriba, el oficial (Luciano) Rossi bajó por el otro ascensor, que fue operado manualmente junto con personal de mantenimiento de los mismos, y cuando "estuvo por debajo del nivel, logramos asegurar al chico mediante cintas y lo necesario para el trabajo de rescate en altura, y pudimos sacarlo cuando estaba atorado con la cadera entre la chapa del ascensor y un hierro", contó el oficial Santa Cruz, quien además agregó que el rescate les demandó entre "20 y 25 minutos aproximadamente" de trabajo.
Santa Cruz, quien trabajó junto a sus compañeros bomberos Rossi, Martín Muñoz y David Patricelli en el rescate del nene, agradeció también la colaboración recibida por parte de personal de la Comisaría 1ª y de la Policía Motorizada.
La mamá del nene, que estuvo en el lugar en todo momento, sufrió un bajón de presión y se descompuso, producto de la situación vivida, una vez que los bomberos habían puesto a salvo al nene, que solo presentaba según las primeras revisión por parte de personal especializado de bomberos un golpe en la cabeza y en la cadera, pero que no eran significativos.

Comentarios