La ciudad
Martes 04 de Octubre de 2016

Repusieron un árbol después de una tala ilegal

La Dirección de Parques y Paseos plantó un plátano en el cantero de la ochava noroeste de la avenida San Martín y Rueda, donde el inquilino de un local de venta de repuestos de motos habría mandado a talar ilegalmente un ficus y varios bananos.

La Dirección de Parques y Paseos plantó un plátano en el cantero de la ochava noroeste de la avenida San Martín y Rueda, donde el inquilino de un local de venta de repuestos de motos habría mandado a talar ilegalmente un ficus y varios bananos. Los ejemplares habían sido colocados por los vecinos en reemplazo de dos retoños de plátanos cortados y secados aparentemente por el dueño de una gomería contigua, en las dos últimas remodelaciones de la tradicional arteria del barrio Tablada.

"El lunes a la mañana vinieron dos empleados de Parques y Paseos a sacar fotos de las raíces del ficus y los bananos, a los que además de cortar les habían tirado alquitrán para que no volvieran a brotar, y a las dos de la tarde vino una cuadrilla, plantó el plátano y le sacaron fotos", dijo Jesús Yaco, el canillita del barrio, a La Capital.

La historia se remonta a la madrugada de un domingo hace cuatro semanas cuando tres operarios cortaron el ficus y los bananos con una motosierra, trozaron los árboles, los cargaron en un vehículo utilitario y se los llevaron, en apenas media hora, en un operativo tan fugaz como violento, que indignó a numerosos vecinos y comerciantes del barrio, algunos de los cuales denunciaron la tala ilegal en la Guardia Urbana Municipal, que labró una multa al dueño del local de venta de repuestos de motos, que abrirá próximamente en esa ochava donde se halla el cantero.

"Algunos vecinos oyeron la motosierra, pero no salieron porque creyeron que era una moto. Una vecina también oyó la motosierra, a eso de las seis y media de la mañana, se asomó al balcón y vio cómo tres o cuatro muchachos cortaban los árboles, los trozaban y los cargaban en un camioncito, pero no alcanzó a anotar la patente", confió un comerciante de la zona.

Algunos vecinos concurrieron entonces al destacamento Móvil 2 de Gendarmería Nacional, situado en la manzana de enfrente, "pero los domingos se ve que no hay ningún jefe a cargo y los muchachos que había nos dijeron que no intervinieron porque pensaban que era una cuadrilla de la Municipalidad.

La tala ilegal recuerda a la practicada por una cuadrilla de Parques y Paseos en Semana Santa de 2007, cuando talaron cuatro añejos plátanos de la ochava noroeste de San Martín y Ayolas, en principio a pedido de la gomería de esa esquina, y donde la repartición municipal sólo volvió a plantar un ejemplar de otra especie por Ayolas, pero no repuso los otros tres, como ocurre en varios tramos de la avenida, desde el bulevar 27 de Febrero hasta la avenida Arijón.

Comentarios