Cambiemos
Sábado 13 de Agosto de 2016

Repudio del oficialismo y acusaciones al FpV

La agresión al presidente fue repudiada por el gobierno y dirigentes del oficialismo.

La agresión al presidente fue repudiada por el gobierno y dirigentes del oficialismo. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, acusó a "sectores políticos que no aceptan que la alternancia es buena en la democracia" e impulsan "una situación de fuerte agresión al gobierno" y vinculó a "sectores" minoritarios del "FpV" con los sucesos de Mar del Plata. Para la ministra, hay "sectores" del FpV que buscan "aislar" al presidente, y anticipó que llevará a la Justicia las agresiones de ayer.

Por su parte, el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, advirtió que "el cambio que vive el país genera resistencias" y repudió la agresión al señalar que a los actos violentos "hay que contestarles con tranquilidad y trabajo".

El interbloque de diputados de Cambiemos repudió el hecho a través de un comunicado: "Creemos que la libertad de expresión es poder manifestarse a favor de lo que se cree, pero debe hacerse respetando la democracia y la integridad de las personas. Arrojar piedras contra los automóviles en los que se movilizaban representantes elegidos por el voto popular e insultarlos no entendemos que sea el camino correcto". El presidente del interbloque, Mario Negri, responsabilizó al kirchnerismo: "No soportan estar fuera del poder, ya conocemos ese camino, hay que repudiar y prestarle atención, pues insinúan adónde quieren ir". El jefe del macrismo en la Cámara baja, Nicolás Massot, sostuvo que "los insultos y la violencia física no resuelven los problemas de los argentinos" y garantizó que "ante cada agresión vamos a seguir respondiendo con más diálogo y trabajo".

El diputado nacional Ricardo Alfonsín (UCR) aseguró que los autores del hecho "no creen en la democracia ni en la defensa de los derechos humanos". Mientras que la diputada Elisa Carrió (CC) también expresó su "solidaridad" a Macri y a la gobernadora María Eugenia Vidal, y remarcó que "el único camino es la no violencia". El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, acusó a "manifestantes de agrupaciones de izquierda y otras cercanas al kirchnerismo" de haberlo organizado.

Comentarios